lunes, 28 de marzo de 2011

MÁXIMAS EL OASIS XXV


“Tolerar la mentira lleva a aceptarla y aceptarla deviene en su naturalización. Cuando la mentira es la moneda de cambio la verdad pierde todo valor y cualquier argumentación resulta inconducente, aún aquellas que intenten reestablecer la verdad como base de la convivencia social, es decir aquellas que procuran reestablecer el imperio de La Ley.”