sábado, 19 de febrero de 2011

BONDIOLA IV


Esto es una joyita con la que me crucé anoche, nunca la había visto antes. Una especie de breve documental del interior de Michael Head, el talento detrás de The Pale Fountains y Shack. Es una reveladora pintura de la Inglaterra profunda (diría una descerebrada local): Entre el acento de Head y lo sombrío y desolador de los paisajes de Liverpool se arma un universo infinitamente triste. Y hermoso.

La primera vez que viajé a Inglaterra, tras ver a The Cure (el día siguiente al de mi llegada, en el Crystal Palace Bowl) fui a ver a Shack al Borderline Club del Soho londinense. Fue la segunda banda que vi en mi vida (si contamos como hay que contar: Los recitales fuera de Argentina) y quedé boquiabierto. Apenas tenían editado Zilch y esa noche, en un cuadernito que todavía debe andar por ahí perdido, armé un review del show como para demorar un poco al inevitable olvido. El primer disco de The Stone Roses, o mejor dicho The Stone Roses como banda, había quedado reducido al mínimo tras ver en acción a Shack. Impressive.