lunes, 31 de enero de 2011

MÁXIMAS EL OASIS XXI


"Probá pasar un día sin música; luego intentá dos días consecutivamente y así andá alargando la dosis de no-música como si de dejar el cigarrillo se tratase. Los resultados pueden resultar providenciales: Te lo digo yo, que no fumé nunca."