viernes, 31 de diciembre de 2010

2011: A PERPETUAL 4TH OF JULY


No: claro que no. Esto no es el resumen del año que termina no con nosotros sino con sí mismo. Porque hay huesos duros de roer, y ni hablar de titanios. El compendio del año 2010 vendrá con la entrega de Enero y será exclusivo para los integrantes de El Oasis in the Head, circulo que se cerrará en sí mismo a la espera de la aparición de otras disquerías mentales con las cuales interactuar, es decir para siempre.

El resumen del año vendrá con la entrega de Enero en formato Word porque una de las cuestiones que cambian en 2011 en nuestra mecánica es que en el Blog que estás leyendo apenas estará expuesta una mitad de las Sandeces in the Head. Y justo ahi, justo cuando vos que leés pero no estás adentro quieras ingresar, no vas a poder: porque la vida es así, las que te gustan mientras te gustan no te dan bola y las que te dan bola no te gustan mientras te dan bola.

En un tren de anuncios que no va a ninguna parte pero al menos no va a chocar contra otro, el mes de Abril nos traerá dos novedades: la promulgación de la Constitucion de The Head y el aumento en el tributo que será de 60. A partir de Abril, dije. Costen, costen...

La Constitución marcará las nuevas modalidades de El Oasis in the Head y el comienzo de la historia: declaración de independencia tras dos años de "revolución permanente" (qué bien cortan en esa peluquería). La única revolución armada para que la colonia siga y el sometimiento sea más explícito, más feliz. El Oasis in the Head será un linaje de sangre elegida, será una nueva monarquía; no será el fin del formato físico para la música: será el fin de la música misma. O el fin de su tiranía. No nos vamos a andar con chiquitas, aún cuando nos gusta tanto la historia de Humbert Humbert.

Les quiero agradecer la paciencia a los que fueron pacientes, el afecto a quienes lo dispensaron, el interés a quienes lo supieron sostener. Gracias a todos, a los sesenta que lo sostienen junto a este que no sabe lo que hace ni lo que dice que hace ni lo que escribe que dice. A aquellos quienes no saben por qué persisten en esto de El Oasis in the Head les digo que son quienes mejores motivos tienen para estar: alármense y preocúpense sólo cuando crean entender las razones de estar donde estén, de hacer lo que hagan y de ser lo que sean. Mientras no sepan bien qué es o por qué es lo que fuere, están yendo por el buen camino que, como todos los caminos, conducen al MOMA, museo que está en "otro país". Qué manía esa de decir "otro país", como si "este" fuese uno de verdad.

Que el 2011 nos encuentre unidos y dominados. Mis más sinceros deseos de felicidad concentrados en este punto final.