martes, 14 de septiembre de 2010

LOS IMPRESENTABLES XIV (EL BORRACHO)


“El rating se mide sólo en Capital Federal y algunos puntos de Buenos Aires, entonces los actores se quedan sin trabajo por 800 aparatitos medidores."

“La nueva ley de medios va a aportar a la federalización de la producción y de la medición del rating.”

(La noticia cita mucho más a esta desagradable "actriz nacional" quien dijo, cómo evitarlo, un montón de boludeces. En el nombre del "arte" estos burgueses de izquierda mal habida y pésimamente entendida pretenden que la Gran Teta del Estado, a partir de una ley maloliente, les dé de mamar nuestra leche: ellos, tan descarados, se auto-adjudican el talento como artistas y calidad a sus risibles productos; ellos pretenden que se les "asegure el trabajo." ¿Y a mí qué, y qué a cada uno de nosotros "los mortales"? Además: ¿Cuántos son, muchachos? Porque en Argentina hay más artistas que espectadores, ¿y encima hay que subsidiarlos directa o indirectamente? ¿Qué clase de artistas son que reclaman sindicalmente por "un puestito"?
Luego contrastan su "ficción" con "la chatura de lo mediático que invadió los canales de televisión." ¿El auge de "los mediáticos" es parte del daño del menemismo y la década de los noventa que nos dejó "el gran vacío cultural"? ¿Por qué no se van a la puta madre que los parío, todos sin excepción? Canalicen sus neurosis sin joder al común de la gente, esa abstracción tras la cual existen personas con las que ustedes se llenan la boca: "el público, el querido público..."
Esta gente siempre descubre y denuncia fantasmas que les impiden el desarrollo de sus enormes e insoslayables talentos. Pero lo único que quieren es mamar de la teta pública y que desde allí se mida lo que ellos necesiten se ande midiendo; y "que se los reconozca." Burócratas con pretensión artística. Dan risa, dan pena. Y cuando se pegan a la polítca, dan asco.
)