sábado, 22 de mayo de 2010

MIRÁ QUIÉN HABLA... III


Siempre hay un boludo que pasa por la página de Yahoo! para ver su mail y, con constancia aún mayor, siempre hay un boludo mayúsculo (de mayo, de bicentenario) que se transforma en una de las "noticias" de la portada de Yahoo! Argentina.

Veamos con qué nos encontramos hoy...


El cantante de Catupecu denunció que hay una "persecución contra el rock"


Buenos Aires, 21 de mayo (Reporter). Tras la inhabilitación de GEBA, River Plate y Club Ciudad de Buenos Aires para realizar shows en vivo, el músico Fernando Ruíz Díaz denunció "una persecución contra el rock" y sostuvo que "hay gente del gobierno que está contenta" por silenciar a los artistas del género.

"Buenos Aires es una de las capitales del mundo de la música, pero hoy ves que mientras afuera se hacen más shows en estadios, acá hay un retroceso total", indicó el cantante de Catupecu Machu.

Ruiz Díaz consideró que quitarle a dichos estadios y clubes la posibilidad de albergar conciertos de gran envergadura es "algo totalmente fachista".

"Todos los domingos hay fútbol y en algún partido muere algún hincha y los fans orinan en las paredes de los edificios, pero los vecinos de River no abren la boca. Ahora aparece una vecina y hace una denuncia por la música y enseguida se lo avalan y cierran los estadios para el rock, expresó.

El vocalista deslizó además que lo que está bajo ataque es el poder contracultural del género. "El espíritu del rock de progresar y cambiar la cabeza está combatido. Buenos Aires no tiene estadios para tocarlo. Hay gente del gobierno que avala eso y está contenta de que sea así", sostuvo. (Reporter)

GI-ML

Fin de la noticia sobre las declaraciones del bobo este y comienzo de la nota al pie de la misma.

El cantante de Catupecu Machu DENUNCIA. Este país se convirtió en un atolladero de denunciantes: la cultura de la denuncia y del escrache ha hecho estragos con lo poquísimo y nada que nos quedaba, pero ya no hay nada: Argentina es un país de ignorantes, es un país ignorante si es que los países pudieran soportar calificativos propios de individuos. Es que a partir de hechos falsos se construyen discursos, y con los discursos ideologías. Y ahí va el batallón de ignorantes indigenistas comprando insospechadamente novedosos espejitos de colores: en su particular idea de la “carrera progresista” están revolcándose en la mierda que todo ser pensante debiera evitar: la aceptación como propia de una visión del mundo que nos está marcando otro, en nombre de la liberación y el progreso.

Me estoy yendo a la mierda aunque todo tenga que ver con todo, o todo sea una manifestación de la misma cosa: de la ignorancia. Porque este muchachito (muchachito en Argentina se es hasta los cuarenta años, más o menos) no sirve, ni siquiera, para el rock. Sí, para el rock que es simplemente un desvío hedonista.

"El espíritu del rock de progresar y cambiar la cabeza está combatido," dice este mamarrachito de ustedes (ustedes que son todos menos el que escribe y el que lee por sí mismo): el rock no tiene nada que ver con el progreso, querido Ruíz Díaz, y si tengo que cambiar mi cabeza por una como la tuya, me quedo en este infiernito que ya lo desconozco lo suficiente.

Hay entre todos los rockeros locales, siempre tan progres ellos, un afán por eliminar a Macri que da pavor. Es que los muchachos se compraron todos los boletos disponibles a lo largo de la línea del tiempo: no conformes con los de la Junta Militar siguieron adquiriendo los de cada persona que vistió un uniforme de un tiempo a otra parte, siguiendo luego con los actores civiles de ese mismo tiempo a esa misma otra parte (llámense economistas, funcionarios de cualquier rango, periodistas, artistas o lo que fuere); más adelante compraron los tickets del nuevo enemigo público apellidado Menem (y nuevamente a todo quien haya tenido que ver con “esa década nefasta") y ahora están de moda las entradas para ver el "escrache" a Mauricio Macri ("el de Sevel y el del Correo Argentino" repiten los zombies devenidos en neo-libertadores de la Patria Esclava). Entonces cada tanto muy seguido uno debe tragarse la pildorita de entrevistas a "popes de la cultura" defenestrando algún hecho achacable al gobierno de Mauricio Macri; por lo general estos hechos tienen que ver con el estricto respeto de las normas vigentes. Y eso, se ve, en este paisito está muy mal visto.

Debo reconocer que, cada vez que leo alguno de estos pataleos en nombre del progreso y la cultura (junto a los cuales se esgrimen acusaciones que no tienen ningún asidero en la realidad más que la propia y vacía repetición de la "denuncia" misma), me alegro y me digo: "vamos queridos "fachos": ciérrenles todos los ´espacios de expresión artística´", en una reacción íntima y extrema que suelo tener, puertas adentro, para contrarrestar el efecto de esta desbordante estupidez que inunda al país entero. Y en este caso, como soy un tipo consecuente con mi basal contradicción, digo lo mismo: "muchachos, prohíban cualquier tipo de recital en los estadios ´urbanos´" Porque aquí los estadios están construidos frente a las puertas de las casas de los vecinos, como si fuesen farmacias o verdulerías. Pero resulta que al Sr. Ruíz Díaz (querido, tenés nombre de arquero paraguayo o, en su defecto, de empleado administrativo, no de rockero) le molesta una vecina a la que a su vez le molestan los ruidos de intensidades inaceptables o los Hombres de Cromagnon orinando en su puerta de entrada y salida del hogar. En el nombre del progreso y de cambiar la cabeza, el rockerito se caga en el problema de un vecino, problema mucho más valedero, trascendente y atendible que su musiquita de morondanga. Porque para el rockero progresista el individuo no existe: "es apenas UNA vecina" (le falta decir una "vieja de mierda" y luego a mí "facho del orto"). Es que estos paladines de la democracia y la libertad, estos griegos del futuro, entienden la libertad como una cuestión de masas y no de individuos conviviendo en torno a un acuerdo común que funciona a partir del respeto de las normas vigentes. ¿Cómo va una sola "vieja de mierda" a parar el expansivo desarrollo de su eguito (eguito maradona, eguito morales)? A estos zopencos no podés mencionarles la palabra "militar" en una oración neutra sin que se indignen y te condenen socialmente pero ellos desandan su vida con el "uniforme ideológico" de calce profundo puesto: tienen la estupidez bien metida en el ojete.

"Buenos Aires es una de las capitales del mundo de la música, pero hoy ves que mientras afuera se hacen más shows en estadios, acá hay un retroceso total", dice el ex golero de la Selección Paraguaya, y como para su cerebrito la música equivale a rock, arriesgo y gano al pensar en que él cree que Buenos Aires es una de las capitales mundiales del rock y que él es uno de los actores de cartel. No hay peor ignorante que el que ignora que ignora.

Luego, este sordo de mierda carente de talento alguno, agrega (bueno, ya lo había agregado y yo lo había citado, pero yo agrego una repetición, qué tanto joder): "Buenos Aires es una de las capitales del mundo de la música, pero hoy ves que mientras afuera se hacen más shows en estadios, acá hay un retroceso total." Primero, si te referís a los países civilizados y no a los tercermierdistas como nosotros, debo aclararte que ninguno de los estadios o arenas al aire libre de estas naciones donde se desarrollan los recitales más grandes están enclavados en medio de un barrio residencial. Y si acá no tenés la estructura, pues bien: que no se hagan los recitales hasta que alguien construya un cómo y dónde corresponda. No nos vamos a morir porque dejes de tocar la guitarrita en ciertos lugares, ni siquiera habría un sólo deceso si la dejaras de tocar en absoluto. Pero lo más alarmante es que creas que si se hacen cada vez menos recitales en estadios se produce "un retroceso total." ¿Tu idea del progreso se mide por cantidad de recitales en estadios? ¿Vos pensás que los países donde la gente goza de una lógica y envidiable calidad de vida llegaron a eso porque tienen muchos recitales en estadios? ¿Retardado? Sí, en jarrito por favor.

Y como esto se hizo largo y me estoy cansando y me estoy mareando y me estoy yendo, me voy al carajo como para terminar: ´Ruíz Díaz consideró que quitarle a dichos estadios y clubes la posibilidad de albergar conciertos de gran envergadura es "algo totalmente fachista."´ Hijo de puta: fachista era Perón, germanófilo que cobijó en la Argentina a un sinnúmero de nazis y que, obra y gracia de este país naturalmente subversivo, se ha convertido en el prócer democrático del Siglo XX. Fachista no es ni la pobre mujer harta de que le meen la puerta y del ruido de tu musiquita ni soy yo que digo lo que no dicen todos ustedes, los uniformados del pensamiento.

¡Que si qué!