miércoles, 26 de mayo de 2010

EL OASIS TV VIII (PARTE 6)


"Su visitante ya no estaba solo en la habitación. Le acompañaba, sentado en el sillón, el mismo tipo que apareciera en el vestíbulo. Ahora se le podía ver bien, tenía unos bigotes como plumitas de ave, brillaba un cristal de sus impertinentes y le faltaba el otro. Pero aún descubrió algo peor en su propio dormitorio: en el pouf de la joyera, sentado en actitud insolente, un gato negro de tamaño descomunal sostenía una copa de vodka en una pata y en la otra un tenedor con el que ya había pescado una seta."