martes, 9 de marzo de 2010

LAS ESCUÁLIDAS CONVICCIONES DE NOSOTROS LOS ROCKERITOS


Es una ilusión de tontos a esta altura eso de creer que ciertos artistas son diferentes a otros, que unos tienen más valor que otros; el desprecio de unos en favor de la aceptación de otros mientras todo da lo mismo: sí, todo da lo mismo. Porque si llega al oído medio a través de cualquier medio (válganme Dios y la repetición), de los masivos ("el monopolio", diría nuestra presidenta imbécil) o de los "alternativos", todo es parte de lo mismo; y el público de rock (entre tantos otros a los que irremediablemente pertenecemos) está parado ahí, pretendiendo que tiene un gusto y que elige entre objetos diferentes. Qué bobería. Mera Figueroa ilusión.

Pues entonces, joder, dejáos de pensar que X artista es un grasa o alguien sin valor mientras que tus favoritos, digamos Radiohead (que todavía es una vaquita de dulce de leche sagrada: no escojo como muestra a Colplay porque no tendría demasiados opositores tras mi caprichoso ejemplo), son valiosos. Basta de esas convicciones sonsas, sonso, sonsa.

Por eso esta sección, porque estoy podrido de la valoración hueca de un montón de chambones que, al final del día, dan lo mismo que aquellos a los que la elite que se cree a sí misma conocedora de algo desprecia de plano. Y para que vean que nada tiene esto que ver con lo anglo-parlante, o con lo no argentino, o con lo que nos queda cómodo ideológicamente, arrancamos con tres ejemplos:

1) PHIL COLLINS.

Paren con esa pavada de "A mí me gusta el Genesis bueno, el de Gabriel." ¿El de Gabriel Batistuta?, pregunto yo. Porque Genesis es la banda de Phil Collins, ¡joder!
Un pelado al que se le pega sin ton ni son, al que se lo considera inferior. ¿Inferior a qué?, sigo diciéndome yo, que no me doy bola hace rato. Genesis es genial, mucho más aún en sus tantos años sin "Guéibriel." O mejor digamos: no hay diferencia valorativa en tanto estuviere o no ese muchacho tan comprometido con las causas justas de las clases medias de todo el planeta, Amnesty International y whatever. Y Genesis es el grupo del peladito simpaticón: que quede claro.



2. MIGUEL BOSÉ

¿Otra vez con Miguelito? Sí, por qué no. Me gusta tanto "Estuve A Punto De..." (sin dudas el mejor single de lo que va del año, y como el otro Miguel se nos murió hace poco, es altamente improbable que alguien destrone al trolo ibérico) que busco cualquier excusa para subirlo aquí nuevamente. Así que Cerati hace buenas canciones pop, esas que no te avergüenzan si te confesás fan... Mirá vos, qué pelandrún... Así que podemos aceptar cantar "Estamos solos en la selva, y nadie puede venir a rescatarnos, estoy muriéndome de sed, y es tu propia piel la que me hace sentir este infierno, te llevaré hasta el extremo, este es el juego de seducción." Pero si parece una canción robada a un sketch de Matrimonios y Algo Más (les digo a los que tienen la edad suficiente, que no es tanta al fin y al cabo), justo ese en el que El Groncho (Hugo Arana) se hacía el bocho con La Rubia (Doris Del Valle) y "hacían los juegos de seducción." (?)
Mick Jagger se inspira en Maestro y Margarita de Mijaíl Bulgákov para hacer Sympathy For The Devil. Cerati en un sketch de Hugo Moser y hace Juegos de Seducción. Píriod.
Retomando: ¿Te bancás esa basura porque está avalada de todos los costados y descartás a un tipo que canta lo que canta Bosé en este tema del video de acá abajo porque tu sectita lo desprecia? Ay, ay, ay, qué problemita esto de pensar que somos libres de elegir y de construir nuestro propio gusto...
"Estuve a punto de, colgar mi vida de un ay y ay..." Perfecto.



3. MARCELA MORELO

"Ah, pero este se hace el vivo, es un anti-argentino, cipayo de mierda, por qué no se va a otro país y se deja de joder acá, que les hace mal a la nación y a la música..."
Mirá, a mí me gusta Marcela Morelo, que es bien argentina y gauchita. Que hace pop que pasa la 100, esa radio que el público de rock piensa es una basura (como Aspen o Blue); pero que en verdad es lo mismo en cuanto valor que otra cualquiera, desde la aborrecible Metro a la BBC Radio One. Y como ven evito exponer aquí mi preferencia por alguna de ellas (que no la tengo a esta altura), porque lo que intento expresar es que TODO DA LO MISMO.
Hoy por la calle vi un afiche de Nelly Furtado, quien me gustaba en su primer disco, lástima que se le dio por homenajear a sus ancestros latinos convirtiéndose así en algo que no me agrada tanto. Porque Whoa! Nelly estaba bien chévere. Entonces decía que vi el afiche del show de Nelly en el Luna Park ("Paren de venir, loco, que le sacan laburo al músico nacional.") y recordé allí el nombre de su nuevo disco, "Mi Plan." Y luego me vino a la mente el título del nuevo de Morelo (posterior al de Nelly), "Otro Plan." Y me dije: buenísimo, punto para Marcelita Morelo, amiga de Lucho Avilés. Y recordé su cover del original de Mike Oldfield, Moonlight Shadow, famosa en la voz de la escocesa Maggie Reilly; versión la de la argentina acerca de la que me alertara Dani hace unas cuantas semanas y que yo ya entonces había escuchado en la sala de espera del dentista y en el hilo musical de Carrefour.
La sola elección de la canción versionada habla bien de Morelo: su laburo es respetuoso, su adaptación al español atinada, y qué más quieren. Además es una muy linda mina que se viste de tal y no de indie-girl: no es ni la cantante de Entre Ríos, ni la de Suárez (o lo que sea ahora Rosario Bléfari, renacentista local); tampoco porta el mal gusto y el desaliñe del descuido mal entendido de "Fabi" Cantilo o Hilda Lizarazu. Marcela Morelo es una hermosa mujer que se viste como tal cosa y se parece a esas minas que están buenas y laburan en una oficina (esos lugares donde, hoy por hoy, trabajan los contestatarios).
Enjoy Mareclita.