lunes, 11 de enero de 2010

COMENTARIOS INÚTILES EL OASIS 11/01/2010


1. sharon van etten - because i was in love

Primer disco de Sharon quien comenzara su carrera dando conciertos como soporte de Espers. Es una especie de ángel que canta Appalachian Folk Songs, un poco Vashti Bunyan, otro poco Beth Orton, siempre minimalista y de carácter acústico. Uno de los discos perdidos del final de año que se fue y nos hizo perder el tiempo. Recomendado.



2. baroness - blue record

Si uno dice que Baroness es una banda de metal el 95% de los desafortunados lectores de estos párrafos pasan al siguiente (párrafo, no lector)
Baroness lleva cinco años como banda y mezcla el sonido del metal clásico americano con el rock sureño y el progresivo en la disonancia de Fugazi. Blue Record desborda creatividad y muestra una paleta mucho más amplia que la del grupo pop promedio. Pero es metal y ya no estás leyendo esto.



3. broadcast and the focus group – investigates

The Focus Group nada tiene que ver con la vieja banda de rock progresivo Focus: es apenas el diseñador de las tapas de Broadcast, Stereolab y Primal Scream, entre otros. Aúna aquí esfuerzos con los británicos Broadcast y hace un disco pop pretencioso con raíces en los sesenta: una pata en la chanson, otra en la psicodelia y otra en el kraut. Si escuchaste antes a Broadcast no te va a sorprender, siguen más o menos por la misma senda que alguna vez transitaran junto a Stereolab.



4. drake - so far gone

“Who doesn´t like The Drake?” Drake es un canadiense que protagoniza una novela juvenil en Canadá y que hizo este mix-tape o disco en el estilo de un Eminem minimalista y que de golpe se hizo mucho más famoso de lo que era localmente por su culebrón crismorenense. Es Hip-hop/Rhythm & Blues con acento en el pop. Es para que lo escuche Rihanna y que un día te toque el timbre; a las tres de la mañana, borracha.

5. king midas sound - waiting for you

Roger Robinson es un poeta negro, de raza negra, digo. Hace año y monedas participó en el disco London Zoo de The Bug, un experimento Dub que no logró gran éxito. Waiting For You es su colaboración con el productor Kevin Martin (quien se encarga de toda la programación y el costado musical mientras Robinson pone las letras y las voces) y es de resultado sorprendente: un poco Tricky (el menos opresivo y oprobioso) y otro Massive Attack de Mezzanine. Negritos cool.

6. levon helm - electric dirt

Qué extraordinario disco a cargo del ex The Band, ese que no entendió nunca por qué se separaba una banda que tenía el fuego creativo tan encendido, el mismo que estuvo en The Band Redux, el que intentó con un par de solistas que no sucedieron como sí sucede Electric Dirt, que toca puntos altísimos que nos remiten a lo mejor de su vieja y querida banda, The Band. Está el productor de Dylan, Larry Campbell, hay un cover de Grateful Dead (Tennessee Jed) y uno de Randy Newman (Kingfish). Una prueba más que los viejitos originales funcionan mejor que la gran mayoría de los integrantes de las famélicas nuevas generaciones.



7. oneohtrix point never – rifts

Oneohtrix Point Never es el seudónimo de un neoyorquino que reside en Brooklyn, Daniel Lopatin. Cualquier parecido con Lea Lopatin, gran guitarrista de Turf y Poncho! o el único Pete Townshend que no fue acusado de pedofilia, es pura coincidencia.
Daniel hace música con su colección de sintetizadores y emula a los grandes maestros del género como Klaus Schulze y Cluster. Es un estupendo soundtrack para tu próximo viaje astral, con ruidos y ruiditos retro-futuristas, música para poner en el stereo del Apollo XI.

8. japandroids - post nothing

De título nihilista el disco debut de este dúo de Vancouver se erige a partir del enérgico sonido de una batería y guitarras. Van desde Hüsker Dü a The Strokes pasando por Dinosaur Jr. y No Age.



9. the avett brothers - i and love and you

I And Love And You es el debut para una major de The Avett Brothers, que ya tenían alguna música editada de manera autogestionada; esas ediciones les habían adjudicado el mote de los Appalachian Beatles. En este disco el piano se suma a las acústicas y el banjo como una sutil fuerza central y el resultado es estupendo: de los mejores discos de chamber folk americano de los últimos doce meses. Ah, y está producido por Rick Rubin. Uno de los tres discos de la lista.



10. todd snider - the excitement plan

Nacido en Oregon pero Tejano de corazón, Todd Snider hace una americana donde el blues es la driving force, como un Lyle Lovett recargado. Mirá:



11. trophy scars - bad luck

Desconcertante banda americana de rock alternativo. Van del teenage angst a la nocturnidad de Tom Waits y la tristeza melódica de Elliott Smith. De todas formas el tinte DIY y la fuerte intención alternativa lo desperdician todo. Merecen no tener sello. Paso.

12. vampire weekend – contra

Dos años después del homónimo debut los neoyorquinos Vampire Weekend entregan Contra, un disco que no defraudará a los fans que disfrutaron con sus canciones pop de coloratura Beatle/Simon&Garfunkel indie. Hay un poco más de “producción” y menos sorpresa, la única diferencia que se me ocurre marcar luego de una primera escucha.



13. adam green - minor love

The Moldy Peaches pasó rápidamente a la historia y reconozco que no soy ni neoyorquino ni tenía quince años entonces como para disfrutar de la revelación que todos denunciaban. Luego de Juno y su soundtrack, Kimya Dawson obtuvo éxito masivo y Adam Green comenzó a “crecer” dejando de lado los chistes, el sinsentido adolescente y la escatología sexual que caracterizaba a sus primeros escritos. Este cambio no fue bienvenido por sus coterráneos y contemporáneos. Así y todo yo prefiero este intento de songwriter-indie-crooner que por momentos se parece a Lou Reed pasado por Syd Barrett y por otros a Leonard Cohen mezclado con Beck. Minor Love ahonda la zambullida que significó Sixes & Sevens.



14. animal collective - fall be kind

Fall Be Kind son cinco nuevas canciones que Animal Collective decidió editar en el cierre de 2009 como para coronar su año más exitoso, el de Merriweahter Post Pavillion. Estas canciones hacen hincapié en la parte más etérea y psicodélica de la canción que practica el grupo. Y es un buen agregado para todos aquellos a quienes les gustó el álbum propiamente dicho.

15. comanechi - crime of love

Dúo mixto londinense (lettuce and tomato) que toma su sonido del Sonic Youth de Confusion is Sex, de X-Ray Spex y del primer Nirvana. Pop enérgico con guitarras que aportan la distorsión de Melvins y L7 al formato canción de melodía pop.

16. delphic – acolyte

Delphic son de Manchester y con su debut Acolyte vienen a ocupar el lugar que están dejando vacante Klaxons (a quienes el sello les rechazó el segundo disco por considerarlo demasiado denso en su contenido como para el consumo masivo). Delphic no tiene esos problemas: no son tan densos líricamente ni tienen un sello que los presione de acuerdo a un éxito pasado. Así se aprovechan y hacen el disco que los fans de Klaxons están esperando y no reciben. Con ellos como referencia contemporánea más cercana y con las influencias que marcaron a Klaxons: New Order y medio Madchester. Indie-rock para ravers.

17. laura gibson - beasts of seasons

Laura Gibson es cantante sesionista que trabajó en discos de The Dodos y The Decembrists, entre otros. Beasts of Seasons es el disco debut y su fragilidad y belleza remiten a Joanna Newsom. Folk contemporáneo, mínimo y stoner, arpa, piano y una bella wailling-voice son motivos suficientes como para darle una oportunidad a este disco, que la merece.



18. laura veirs - july flame

Y si le das una oportunidad a Laura Gibson dale otra a la paz, loco… Y al séptimo (séptimo!) disco de Laura Veirs, que si hablamos de smooth and minimal folk tenemos que mencionarla. July Flame es un álbum sorprendente que nos remite al que sacó seis años atrás, Carbon Glacier. Jim James de My Morning Jacket canta de invitado.



19. lawrence arabia - chant darling

Basta: con el comienzo del disco que es el comienzo de Look Like a Fool, con esa armonía tan perfectamente George Harrison basta para saber que este disco es para tenerlo. Si tenés la fineza para meter ese arreglo jamás vas a hacer un disco berreta. Y la muestra es Chant Darling (Chanta Querido). James Milne se hace llamar Lawrence Arabia y laburó en lo último de Okkervil River. Este es su segundo álbum y queda claro que su pop es tan sofisticado como inusual; hay mucho sixties a través de Bealtes related stuff: George, luego Paul, Jeff Lynne, luego ELO, y están presentes los artistas relativamente contemporáneos que tomaron mucho de ellos, léase Elliott Smith.



20. little red - listen to little red

Irresistible quinteto australiano que parece venido directo de los late fifties. Por su sonido pop infeccioso, por sus trucos de surf-rock, por canciones con títulos como Coca-Cola. Son brillantes en su inmediatez y eficacia, son adorables en forma inmediata. Para poner junto al de The Drums. Tocan en Arnolds de Happy Days el próximo sábado, siempre.



21. mustasch – mustasch

Mustasch son de Gothenburg, Suecia, y comenzaron su carrera en EMI gracias a sus amigos de la infancia Soundtrack Of Our Lives. Claro que no hacen el retro rock de los muchachos cuyo cantante es muy parecido a Demis Roussos sino que militan en el metal, el clásico, o más o menos, donde Iron Maiden resuena tanto como un Black Sabbath de Dio y cosas más cheesy como alguna etapa pseudo metalera de The Cult.

22. lost soul - immerse in infinity

Cuarto disco de los polacos que mejor hacen Death Metal. Son como los Rata Blanca de Lato. Lo pongo porque es uno de los discos del año de Metal Hammer y porque me gusta. Lo escucho de a poco, porque ya estoy aturdido por la vida y no me hace falta un doble bombo y un ronco gritón para lograr tales efectos. Pero me gusta, desde el extremor (invento palabras porque soy un genio como Daniel Melbero) sonoro hasta la tapa y el título: Immerse In Infinity.



23. ok go - of the blue colour of the sky

Ok Go es ese cuarteto de Chicago que se hizo famoso por el video que vieron millones en YouTube, ese donde hacen una coreografía acrobática sobre cintas de gimnasio. Luego de tal suceso demoraron casi cinco años en sacar este, su tercer disco, y en el medio se hicieron tan célebres que hasta fueron parodiados en The Simpsons. Of The Blue Colour Of The Sky remarca el camino del art-pop con un componente dance de sello Prince que se agrega al power-pop de origen que los llevara a hacerse amigo de Black Francis, cantante de sus héroes Pixies.



24. peter von poehl - may day

A este sueco ya lo recomendamos por estas listas cuando May Day salió en su país natal pero ahora lo editan en Inglaterra y lo zampamos acá de nuevo porque hace una gran calor. Peter es un songwriter de pop delicado donde se pueden hallar rastros de Kings of Convenience, Matthew Jay, Phoenix, Maximillian Hecker y hasta Nick Drake.



25. miranda lambert – revolution

Siguiendo con nuestra serie de discos Country & Western bien cheesy para ir escuchando en el auto o en la pick-up que nos haga cruzar a lo ancho y por qué no a lo alto ese gran país del norte, mientras el sol nos ciega y la Stars and Stripes nos riega de felicidad. Miranda Lambert ganó el premio álbum del año que la Academy of Country Music entregó en 2007 por su debut Crazy Ex-Girlfriend y Revolution vendría a ser su follow-up. Con un título Famous In A Small Town y una canción como Only Prettier que para mí se parece a la canción country que Noel Gallagher todavía no escribió, es suficiente.



26. rokia traore – tchamantche

Rokia Traore es la Mercedes Sosa de Mali y entró con todo a la vida artística norteamericana. Giró por Estados Unidos en un espectáculo que celebraba la vida de Billie Holiday y compuso un trabajo que representó la respuesta africana a la vida de Mozart para el director Peter Sellars, entre sus más recientes intervenciones en el gran país del norte. Es para vos, Ray, porque Damon Albarn tiene amigas negras como Rokia.

27. the bravery - stir the blood

The Bravery parecía competir cabeza a cabeza con The Killers cuando su disco debut. Pero fuera de Estados Unidos no les fue tan bien: a tal punto que el segundo disco no fue editado en Gran Bretaña, cosa extraña. Pero aún así el cantante Sam Endicott es el compositor del hit de Shakira She-Wolf. Así que lo respeto porque eso es un hit, este muchacho bien podría haber sido parte del Tin Pan Alley. Stir The Blood es más en el mismo plan de The Bravery, que es el de The Killers pero menos condescendiente y más extraño.

28. nick cave & warren ellis - the road o.s.t.

Es el tercer soundtrack consecutivo que realizan Nick Cave y Warren Ellis. Y en este caso se trata del film basado en la novela de Cormac McCarthy ganadora del Pullitzer en 2006, The Road. Encima del carácter Beckettiano de muchas imágenes de la película, trabaja Viggo Mortensen que es uno de mis actores favoritos, como un dignísimo sucesor de Jeremy Irons. Así que habrá que ver la película cuanto antes y luego recrear imágenes con el soundtrack de Nicolita y Ellis.

29. this city - we were like sharks

Debut de estos londinenses que hacen una especie de post-hardcore melódico parecido al comienzo de At The Drive-In. Dance tempo y fuzzcore guitars para estos muchachos a los que les sobra energía. A mí no.

30. a.a. bondy - when the devil´s loose

Otro disco de cabaña con olor a bosque. No tan climático ni empavonado como el de Bon Iver pero igualmente bello; más Will Oldham, When The Devil´s Loose es una gema de folk norteamericano, una delicia downtempo. Rural troubadour.