martes, 29 de septiembre de 2009

PANORAMA DESDE EL PUENTE


El puente hacia la nueva morada. Desde su altitud controlaré a la prole: local, empate o visitante.

Desde hace casi un mes que me sorprendo excusándome tras la frase "es que me estoy mudando." Así es que voy protagonizando la mudanza más larga de la historia cosa que quedaría debidamente registrada si mis dispersos oyentes unieran las piezas de este puzzle fraudulento. Pero en estos días, finalmente, llegó la hora de los bifes: me rodean pilas de canastos de una mudadora con nombre de tira de Suar: Los Cuatro Hermanos Unidos. Laport, Leyrado, Rodríguez y Larreta: me cae bien el pelado.

No van a alcanzar (los canastros) y me pregunto para qué tanto disco si con uno solito bastaba para saberlos inútiles. Vasco. Y sordo.

También tantos libros que jamás releeré junto a otros que nunca leí: la mitad de los de teatro. Vendo mi pasado si fuese algo más que una vaga pero angustiante sensación de incompletud.

Así es como quiero avisarles que la inactividad que se sucederá desde aquí hasta digamos el martes o miércoles de la semana próxima sólo responderá al delirante trabajo de continuar la vida; en otro sitio.

El Oasis está pasando por su mejor momento desde su fundación en Abril de 1995, de eso no caben dudas. Y no quiero aquí un Rosario de anuncios que me va dictando el hilo improvisatorio porque ustedes saben que es todo lo que yo hago con alguna mínima solvencia. ¿Que me voy en palabras? Sí, pero no salpico.

Sí quiero prometer una extensión del plazo para que los Socios Fundadores que aún no hayan saltado a la Categoría Masónica puedan acercar al menos a un vástago: ya lo sabrán. También en una semana se anunciará la apertura de la inscripción de vástagos de vástagos, quién sabe cómo se llamrán unos y otros. Y otras muchas cosas, ciertamente. Por ejemplo: la frecuencia de pedidos de discos ingleses volverá a ser semanal como en los viejos tiempos del Original Flavor. Así como lo leen: podrás recibir discos ingleses todas las semanas. Aún cuando con uno solito basta para saber que no.

Sin más, sin nada.

Dr. Oasis