martes, 22 de septiembre de 2009

COMENTARIOS INÚTILES EL OASIS 22/09/2009


1. marc almond - orpheus in exile

Marc Almond vivió más de un año en Moscú y recorrió gran parte de Rusia durante el proceso de creación de su primer "álbum soviético", Heart On Snow. Con sus pocos ahorros logró comprar un departamento no lejano a la Plaza Roja aunque durante sus russian days fue vagando entre las casas de sus amigos. El mencionado primer disco de canciones de la tierra que Almond tanto ama es una obra irreprochable donde intercala una sola canción propia mientras se dedica a investigar por entre los songwriters populares rusos de todo el siglo XX. Hay adaptaciones al inglés y canciones que Almond cantó en ruso. Hay otras donde ambos idiomas se entrelazan. Hoy recibimos la secuela de Heart On Snow: Orpheus In Exile; en esta oportunidad Almond se dedica exclusivamente a un songwriter, Vadim Kozin. Kozin era el cantante favorito de Stalin; la historia cuenta que sufrió el exilio a Siberia por haberse negado a escribir una canción sobre el sanguinario dictador. Hay una versión no oficial de esta historia llena de drama y romanticismo (características principales de toda la obra de Almond) que dice que el verdadero motivo del exilio fue la condición de homosexual de Vadim Kozin. El asunto es que aquí Almond se siente en su salsa: todas las canciones suenan a taberna de marineros, a vaudevilles portuarios, guitarras arpeadas, acordeones y aires de tango soviético a cargo de la Russian Orchestra Ensemble: estos ámbitos le son largamente familiares al estupendo performer inglés ya que los ha incursionado desde edad temprana aunque los puertos, en los primeros pasos, eran algo más cercanos y climáticamente menos hostiles: su fijación hispana y afición a los toreros y Lola Flores se vio reflejada en su primera etapa post Soft Cell; su residencia en Barcelona en plena explosión post-franquista es su prueba de vida irrefutable.
Orpheus In Exile es un disco de una belleza que sólo un artista como Almond puede brindar a esta altura de la Adrián Suaré. El molde se ha roto amigos: ahora la gente piensa que ser un poco bala es sinónimo de talento artístico y así sufrimos el apedreo de gran cantidad de falsos profetas dionisíacos. El que se hace fan de Marc Almond no vuelve, te lo digo yo.

(de Heart On Snow)


(de Heart On Snow, en vivo, concierto del cumpleaños 50)


2. yoko ono plastic ono band - between my head and the sky

76 años tiene esta japonesa absolutamente genial: Yoko Ono es el mejor Beatle, qué duda cabe de eso a esta altura. En 2009 retoma su Plastic Ono Band donde la había dejado y la sigue concibiendo como una puerta giratoria llena de artistas, músicos y amigos. Es comprensible que a su avanzada edad se valga de los servicios de su hijo Sean y de su nuera (una Cibo Mato, otra compra bozquichitos), además del japonés Cornelius, entre otros tantos. Hace unos pocos meses tocó en el Royal Festival Hall de Londres, show que lamento muchísimo no haber presenciado. Y como si esto fuera poco ahora edita un disco nuevo que encierra intacta la urgencia de la banda, esa característica que le imprimiera al asunto junto a su esposo John. La psicodelia a la vieja usanza domina este disco de estupendas canciones y contendio infinito, la voz de Yoko es jóven y única, indudablemente tiene un pacto con fuerzas superiores. A mí me gustaría ser su amigo y pasar tardes en el Dakota junto a ella; sin hablar, ciertamente. Ser testigo de su silencio debe ser una de las experiencias más enriquecedoras que pueda uno imaginarse.



3. yo la tengo - popular songs

Una de las cosas que siempre me molestaron de Yo La Tengo, además de su nombre, es que cada disco era absolutamente diferente del anterior en el peor de los sentidos: casi siempre se hacía evidente el carácter derivativo de cada álbum, todo sonaba a otra cosa pero de segunda selección. No puedo decir lo mismo de su decimosegundo trabajo, Popular Songs. La épica pop se mantiene y un gusto a identidad propia puede reconocérseles a esta altura. Como un Mercury Rev sin Curly de cantante, como un Flaming Lips sin mayores dislates. El espíritu pop predomina y hace de Popular Songs un disco definitivamente ear-friendly.

4. monsters of folk - monsters of folk

Monsters of Folk es un supergrupo norteamericano formado por Conor Oberst y Mike Mogis de Bright Eyes, el solista M. Ward y Jim James de My Morning Jacket. El álbum es lo más pop que todos hayan hecho por separado: si bien todos ellos habían colaborado entre sí a lo largo de los años, este ejercicio de armar un disco de quince canciones hechas en conjunto es algo nuevo que se recibe con alegría. Las mejores influencias de cada uno por separado destilan en Monsters of Folk: desde Johnny Cash a James, de Neil Young y Bob Dylan a Elliott Smith.



5. prefab sprout - let´s change the world with music

Primer disco de Prefab Sprout en ocho años. Un dato curioso: este nuevo álbum en verdad es bastante viejo aunque recién hoy se deciden a actualizarlo y editarlo. Resulta que en el año 92 Paddy McAloon ya lo tenía totalmente grabado en versión demo listo para ser editado como sucesor de Jordan: The Comeback. El asunto es que quedó ahí en el olvido y tras nada menos que 17 años (y varios discos de la banda editados en el medio), se lo desentierra, se lo posproduce y publica. A pesar de todo el disco suena contemporáneo y con las viejas virtudes de Prefab Sprout en buena forma: Prince para británicos blancos, pop embebido en soul y rhythm and blues bien británico.

6. richard hawley - truelove´s gutter

Sexto álbum del ex guitarrista de Pulp, el intento más descaradamente sólido de convertirse en artista de consumo masivo. Desde la tapa que emula a las viejas portadas de Roy Orbison hasta la temática refinadamente nostálgica, todo pide a elegantes gritos un lugar fuera del indie que lo lance definitivamente al vacío de la música. Y me parece que merece un lugarcito. Porque no tiene miedo en que los paladines del rock lo tilden de cheesy, cliché o uncool, porque tiene una voz de crooner bien aceitadita, porque compone lindos standards, porque produjo el triple de lo que Jarvis Cocker a lo largo de todos estos años. Truelove´s Gutter es el mejor de los discos solistas de Hawley.



7. BLK JKS - after robots

Hay grupos de indie-rock y pop norteamericanos que quieren "africanizarse" un poco (Vampire Weekend) y la verdad es que quedan en un pálido middle of nowhere. BLK JKS son sudafricanos, de Johannesburg, y se fueron a indiana a grabar su disco After Robots. Y no se andan con medias tintas: rockers hasta la médula, son una especie de Mars Volta con la riqueza rítmica y melódica que el sur de África les ha impuesto en su ADN. South-Africans prog-rockers, bienvenidos.



8. neil landstrumm - bambaataa eats his breakfast

Neil es escocés, más precisamente de la encantada y encantadora ciudad de Edinburgh. Su música es una especie de electro-dub, una especie de cancionero de sórdidos sótanos de la segunda ciudad escocesa, mitad Aphex Twin mitad Tricky. Profisee se hace llamar el cantante que llena de melodías y rapeos los oscuros vericuetos del electro-mundo de Bambaataa Eats His Breakfast.

9. the smith westerns - the smith westerns

Debut de este cuarteto de Chicago, jóvenes liderados por una chica, Drake, que canta una especie de retro-rock con el descuido y desparpajo sonoro de unos Jesus & Mary Chain de Psychocandy o de un early Pavement. Mucha melodía, powerpop indie y letras sobre el mundo de los chicos y las chicas que hoy tienen menos de veinte. Qué horror.

10. mika - the boy who knew too much

Este turro de Mika es el rey del plagio al límite entre lo legal e ilegal. No sé si labura con algún abogado que le indica en qué compás parar o en cuál otro dar un giro hacia otro lado. El tema es que la canción que abre el disco, seguramente un hit de dimensiones universales, We Are Golden, es un rip-off absoluto a Heaven Is A Place On Earth de Belinda Carlisle. Así es el disco de Mika, como el anterior, lleno de éxitos seguros para los que ya debe haber videos coloridos y levantadores del ánimo del televidente más depresivo. Y siempre hay unos compases que SON un tema de otro. Pero no, son de Mika, Mika Renó ¿Cómo hace este guacho? ¿Dónde se aprende ese arte, en una agencia de publicidad argentina? ¿Lo hace sin querer o es un vivo del año cero? Cállese un poco, abuelo.

11. imogen heap - ellipse

Tercer disco de la alguna vez nominada al Grammy por Hide and Seek, Imogen Heap. Es su disco más inventivo que se basa en el sutil uso de la electrónica, una especie de Alanis Morissette pero delicada.



12. zomby - one foot ahead of the other

Zomby, productor londinense, hace dub electrónico. La exploración sonora a su cargo ha dado un paso adelante luego de su Hyperdub EP y en One Foot Ahead Of The Other se encuentra al borde de musicalizar cualquier tipo de video game y también casi cualquier película de John Carpenter.

13. zoot woman - things are what they used to be

Tercer disco del trío de Johnny y Adam Blake parte del acutal revival del synth-pop de los ochenta aunque debemos darles el crédito de que ellos empezaron bastante antes que la mayoría. Canciones de factura perfecta al borde de la formularización, Depeche Mode y New Order como principales influencias, pop sintético para la pista o el living de la dama y del caballero.

14. girls - album

Christopher Owens nació dentro de la secta Children of God y logró escaparse a los 16 años. Es una historia prometedora para ver qué clase de disco hace el muchacho ahora que se dedica a la musiquita. Sorprendentemente nada demasiado oscuro ni mucho menos encontraremos en Girls: Album. Suena a Buddy Holly, son canciones sobre chicas californianas, son canciones rock y pop con un lugarcito para las baladas, todo bajo un sixties imprint.

15. jay-z - the blueprint 3

Shawn Jigga Carter, alias el negrito, dijo que se retiraba del miusibisne, pero es un mentiroso como lo somos todos: tres discos sacó en los últimos seis años, haciendo pedazos su promesa (o más bien amenaza). Es jí-jó con una orientación pop y de modernidad escandalosa con muchos invitados como Rihanna, Alicia Keys y otras y otros. Very Latino Solanas.

16. madonna - celebration

36 canciones en este disco doble que intenta ser la colección definitiva de Madonna, alias The Queen of Pop. Una carrera impresionante si te ponés a recorrer sin prejuicios cada uno de estos hits. Nada es casualidad aquí. Incluye dos temas nuevos: Celebration y Revolver.

17. david gray - draw the line

Octavo disco de Gray, a esta altura un maestro en su oficio de singer-songwriter con clase. Su voz mostaza y sus canciones perfectas delinean Draw The Line, que bien podría ser un disco de Tim Booth (más que de James).

18. amanda blank - i love you

Amanda Blank tiene muchos amigos exitosos y su disco I Love You suena a ellos. A saber: M.I.A., Santigold, Lykke Li. Electro-pop con aires dub.

19. the minus 5 - killingsworth

Scott McCaughey es la cabeza de The Minus 5 que a lo largo de los años demostró constituir un colectivo de lujo, un 2112 todo fileteado y con un montón de nombres en los espejos del frente de la cabina: Ken Stringfellow, Peter Buck, Pearl Jam, Guided by Voices, Wilco, The Decembrists, Death Cab For Cutie. En Killingsworth suenan especialmente a The Byrds y Big Star. Pretty lindo.

20. mundy - strawberry blood

Rock y pop irlandés, Mundy muestra una vez más su capacidad como songwriter e intérprete de su propia obra. Con una pequeña ayudita de sus amigos Shane MacGowan, Gemma Hayes y Fergus O´Farrell.



21. j. tillman - year in the kingdom

(O)Jota Tillman no es el primer baterista que resulta un extraordinario singer-songwriter. En la vena triste de Nick Drake y con la coloratura country de Ryan Adams, Tillman fue descubierto en su momento por Damien Jurado. Así fue que comenzó su carrera solista en paralelo con ser parte de la banda de Jurado hasta que, un par de años más tarde, ingresó a los Fleet Foxes. Pero el tipo no se detiene y su carácter prolífico no es más que una confirmación de su talento más que apreciable. Year In The Kingdom es su quinto álbum (sexto si contamos el CD-R que vendía en el tour inicial con Damien Jurado), otra maravilla que da una sensación clara de... nunca encuentro la palabra en español para esta virtud principal de los talentosos... La palabra inglesa, que tan bien captura lo que quiero decir, es EFFORTLESSNESS. (O)Jota Tillman, con el fuego sagrado de los grandes, un player para tener en tu equipo.



22. loudon wainwright III - high wide and lonesome

El papá de Rufus Putus y Martha BullyBully Wainwright le rinde homenaje a un mito del banjo, Charlie Pool. Parece que Charlie la rompía con la especie de pandereta con cuerdas allá por la década del 20, siglo pasado. Loudon hace un disco doble con treinta canciones: en parte las de Charlie y en parte suyas. Sus dos hijos mencionados forman parte activa de este disco lo que lo hace más variado y entretenido de lo que se supone: un viaje recomendado con creces, un festival p´al ojo.

23. paper route - absence

Ojo con el debut de estos pibes de Nashville, una colección de preciosas canciones pop y rock de sutil electrónica. Belleza por doquier, Absence es ambicioso sin caer en el fallido ya que hay sustento suficiente en las composiciones. Es como si Chris Martin se olvidase del sueño de ser Bono y dirigiese su facilidad melódica a encontrar el camino en la electrónica de Boards of Canada aplicada a la canción pop más cristalina. En las partes más sanguíneas y rockeras tienen algo shoe-gazer.

24. pearl jam - backspacer

Me da risa cuando dicen que Pearl Jam es una banda grunge. En realidad me cuesta mucho figurarme qué es el grunge. Tal vez gente que se bañaba poco y usaba camisas leñadoras raídas en un intento de colgarse de las tetas de Neil Young pero sin ningún sentido de la belleza y del talento y con una gran confusión estilística y sonora. Pearl Jam siempre fue una buena banda de gente que sabe tocar muy bien, demasiado bien teniendo en cuenta la media. Y tienen un frontman, te guste o no (premio chamigo para Bruce Springsteen). Backspacer es el noveno disco, producido por Brendan O´brien. Y está bien.

25. the long blondes - never to be repeated

Disco doble del quinteto de Sheffield, Inglaterra. 31 canciones que compilan todos sus early singles y b-sides de toda época (2006 a la fecha). Para el completista de estos poppers de sonido post-punk y talento indudable. Entre Franz Ferdinand, The Slits y Kaiser Chiefs.

26. rufus wainwright - milwaukee at last!!!

Disco doble en vivo de Rufus, grabado en 2007. Mientras se estrenó su primer ópera, Pirma Donna, Wainwright reconfirma su condición de songwriter y performer extraordinario con la edición de este álbum registrado en vivo.

27. current 93 - aleph at hallucinatory mountain

David Tibet es una figura importantísima dentro de la música contemporánea, importancia que tiene un correlato en su oscuridad. Tan vital resutla como desconocido es, y tan desconocido es justamente por lo difícil que se hace tolerar su oscuridad musical, lírica e ideológica. Degenerado desde la cuna, se rodea de sus amigos afectos a lo oculto y lo intelectualmente border, en este último álbum tenemos como ejemplo a Rickie Lee Jones (que hace poco tiempo cantó en Buenos Aires), Sasha Grey (que es una porno star) y Andrew WK. ¿Cómo describir su música? Una especie de Folk Psicodélico bien oscuro y de alta nocturnidad, con la voz de Tibet narrando lo inenarrable y la banda ejecutando lo inefable. Un hombre con una visión importante.

28. david sylvian - manafon

Me animaría a decir en este momento (total quién me lo impediría, ¿el Gobierno Popular?) que David Sylvian es uno de los artistas más ignorados por la estúpida maquinaria pop dominante. En 32 años se paseó desde el glam-rock y el new romantic hasta la música ambiental, el rock progresivo y el pop con alma de música clásica contemporánea. Es el hombre que se le adelantó al mito que montones de artistas cool copiaron: Scott Walker. Sí, si ustedes escuchan con atención al Scott Walker post-pop, al de Tilt para este lado, esa faceta de ópera ultra moderna la había adelantado David Sylvian, nada menos que un viejo admirador del Walker más popular. En Manafon, tema que nos convoca, Sylvian se rodea de los músicos vanguardistas más prestigiosos y desconocidos: con el espíritu de lo improvisatorio y con minimalismo espartano, David pone todo el bagaje al servicio de su canción enigmática y fuera de caja. David Sylvian es de esos artistas absolutamente inimitables e inconfundibles, un verdadero grande que alguna vez será reconocido por más gente que la poca que lo sigue y escucha con atención.

29. fryars - dark young heart

Promisorio debut de los muchachos de Blackpool, norte inglés, gris marino. Pop provinciano frondoso y literario con bases de elctrónica no bailable, melodía amistosa y formato canción pop. Hay algo del viejo Magnetic Fields, un poco de The Knife y una pizca de Patrick Wolf.

30. mastodon - crack the skye

Un poco de metal no le hace mal a ninguno. Y presentamos aquí Crack The Skye de Mastodon como muestra de que en la tierra metalera se respetan ciertos aspectos saludables del viejo rock, por ejemplo la conceptualidad de un álbum que no es una mera compilación de canciones inconcexas. Crack The Skye es la historia de un paraplégico que, como única vía para poder ir a los lugares que quiere y también a todas partes, logra salirse de su propio cuerpo y realizar viajes astrales. Como Icarus viaja muy cera del propio sol y de ese modo se incendia su cordón umbilical que lo ataba a su plexo solar. De este modo el amigo paraplégico viajero astral se encuentra en el espacio exterior perdido. Como un Capitán Beto pero sin nostalgia tanguera. Esto es el metal, esto es lo bueno, que se toman un trabajito intelectual interesante, que construyen historias y fábulas en un género que es bastardeado e ignorado desde la superficialidad del pop. Y después hay que aguantar a Cerati diciendo que Fuerza Natural es una obra conceptual.

31. battant - no head

Trío londinense que practica una neo new-wave. Son big in Paris y tienen fans notorios, como Andrew Weatherall. Su síncopa y guitarras me recuerda al Siouxsie & The Banshees de The Scream y JuJu Hands, grupo fabulósico si los hubo. Es buen guitar pop, debo decir para terminar aquí este brief comment. Y me vino a la mente el lado b de la genial Pop Song de David Sylvian, b-side titulado A Brief Conversation Ending In Divorce. Encima de ser genial se casó con Ingrid Chavez.



32. pere ubu - long live pere ubu

David Thomas encarnando al descarnado y estúpidamente ambicioso Rey de Polonia Ubu, junto a Sarah Jane Morris haciendo de Ubusa. Esta versión de Ubu Roi a cargo de los hermanos Quay y Pere Ubu titulada Bring Me The Head Of Ubu Roi fue presentada en el Royal Festival Hall hace un año y uno acá, viendo La Viola. Resulta que de ahí salieron todas estas canciones que graba y edita Pere Ubu que esta vez cuenta con dos cantantes: el imbatible David Thomas y su irritable Ubusa, Sarah Jane Morris. Inevitable tenerlo, lamentable haberse perdido la obra.



33. porcupine tree - the incident

Porcupine Tree es una de las bandas británicas cultoras del prog-rock más reconocidas, de carrera constante y prolífica. Para darles una pista a mí me parece que hacen, desde mucho antes ciertamente, lo que Muse está intentando ahora pero Porcupine Tree lo ejecuta con mucha más solvencia dado su origen fuera del pop. La cosa no queda en canciones standards sino que hay lugar para la gran épica sonora de la canción de múltiples capas y fases. Todos los tracks están unidos dando la sensación de ser el disco uno solo que va cambiando continuamente.

34. nelly furtado - mi plan

La preciosa canadiense, hija de portugueses, luego de vender millones y millones de discos cantados en inglés, se da un gusto personal y edita un álbum enteramente en español con la ayuda de amigos latinos de fama regional: Julieta Venegas y Juan Luis Guerra (el de quisiera ser un guefilte fish). Lo que ya venía haciendo pero en otro idioma.

35. shadows fall - retribution

Dos grageas de metal para adornar las listas. Shadows fall hace una mezcla de viejo metal americano, thrash y metalcore. Son de Springfield y suenan a Lamb of God.

36. megadeth - endgame

Una más de metal y no jodemos más. ¿Qué grupo argentino bautiza a su disco tras la obra cúlimine de un talento literario de la talla de Samuel Beckett? Spinetta fue el único que en una larga y triste historia (la del rock local) en ser lo suficientemente curioso como para llamar a uno de sus mejores discos con el nombre del seminal Antonin Artaud. El sólo título del disco de Megadeth se hace lugar en las listas. Una de las cuatro patas del Thrash norteamericano está de vuelta y goza de buena salú.

37. laurent garnier - tales of a kleptomaniac

El DJ francés más famoso saca su quinto disco y lo titula dando pistas: Tales Of A Kleptomaniac toma de prestado de diversos géneros y se arma de un buen botín. A los habituales Techno y House le agrega algo de Hip-Hop, Trip-Hop y Drum & Bass. Un álbum para la pista o para el living (si es con balcón a la calle mejor).

38. great lake swimmers - lost channels

En su nuevo disco los canadienses Great Lake Swimmers entregan una canción que podría ser algo así como la Losing My Religion de las nuevas generaciones. Lost Channels navega aguas calmas de tinte country, folk y melancólico. REM, Cowboy Junkies, The Decembrists, algunas referencias.



39. colin macintyre - island

Colin, que alguna vez fuera Mull Historical Society, insiste en su calidad pop y su fracaso perenne. Island es su disco más despojado en años, el más urgente y directo. Lo más parecido al primero de Mull.

40. pete yorn & scarlet johansson - break up

Dicen que Pete Yorn, luego de una ruptura amorosa, no pudo dormir por una semana. Una vez que logró conciliar el sueño se despertó sabiendo que tenía que hacer un disco en la vena Serge Gainsbourg/Jane Birkin (o Briggite Bardot). Entonces llamó a Scarlett Johansson. Qué vivo... Buena excusa, ¿no? "Escárle, mirá, me desvelé anoche y dormí sólo un ratito; mal porque ando tristón, entonces soñé que hacía un disco con vos, vamos a tener que estar juntos laburando, solos, encerrados... Un tiempito nomás, eh... Vos que tenés esa admiración adolescente por los que tocan la guitarritaaa... ¿Te venís pa casa?" Qué vivo Pete... Un vivo del año cero, diría el abuelo que a esta hora se quedó dormido. Pop en el estilo Serge-Jane o por qué no Joaquín-Lucía. Porque acá tenemos los cuatro climas, anafe de cuatro hornallas y horno de pared.



41. joe pernice - it feels so good when i stop

Interesante lo que hizo Joe Pernice, conocido en el Oasis por Big Tobacco y por su laburo como The Pernice Brothers. Resulta que sacó una novela titulada It Feels So Good When I Stop. El libro es del estilo de las novelas de Nick Hornby y aunque no sea una historia sobre música, sí es una sobre la vida moderna de un tipo al que le gusta la música. Mucho de autoreferncial según parece. Como en el disco se mencionan muchas canciones reales y otras tantas ficticias, Joe decidió grabar un par de covers y componer esas canciones inventadas en la novela. Así nace It Feels So Good When I Stop el disco, que sería un companion perfecto para su novela que ciertamente me gustaría leer. El pop de Pernice sigue intacto, retro pero no mera nostalgia.



42. closed on account of rabies: poems and tales of edgar allan poe

Extraordinario este disco. Se juntó a un grupo de músicos y actores soberbios, todos admiradores de la obra de Edgar Allan Poe, quienes leyeron algunos de sus textos sobre una base musical e incidental. ¿Que quiénes están? Nada menos que Marianne Faithfull, Diamanda Galás, Christopher Walken, Iggy Pop, Gavin Friday, Debbie Harry y Dr. John, entre otros. Un biscuí.



43. gong - 2032

¿Querías hippies? Acá tenés hippies. Los viejitos de Gong sacan un nuevo disco en 2009 y lo llaman 2032, año en que anuncian que el planeta Gong hará contacto con el planeta tierra beneficiando de ese modo a la humanidad con su sabiduría (la de los habitantes del planeta Gong, es decir los band members pasados, presentes y futuros). Tienen demasiado oficio como para no dejar empequeñecidos a los jovencitos que intentan hacer psicodelia y space rock por estos días. The Real Thing.



44. just jack - all night cinema

Segundo disco de Just Jack, sucesor del exitosísimo Overtones. Si te gustó el primero este te va a volver loco porque viene en el mismo plan pero con resultados más contundentes aún. Infeccioso y pegadizo, lleno de nuevos hits, con agudas letras llena de filosas observaciones acerca de la vida moderna inglesa; All Night Cinema se perfila como uno de los discos que estará en el top 10 de todas las listas de fin de año.

45. trashcan sinatras - in the music

Trashcan Sinatras (convengamos: qué nombre genial para una banda pop) son la quintaesencia del pop melódico y refinado de Escocia. Son los continuadores de la escuela Orange Juice (continuadores inmediatos, casi contemporáneos) e In The Music es una prueba más de ello. No paran de sacar discos, por más que algunas veces se tomen un tiempo mayor que otras. De todas formas casi nadie lo nota porque casi todo el mundo está pendiente de la novedad, del nombre inédito, pero no de este tipo de bandas. Si tan solo se detuvieran un rato a escuchar lo que hacen HOY grupos como Trashcan Sinatras, continuadores del pop de, por ejemplo, Aztec Camera, tiraríamos al incinerador un montón de discos pedorros que se nos van acumulando como polvo.

46. the big pink - a brief history of love

Un masterpís moderno, así etiquetan a A Brief History Of Love, álbum debú del dúo de Londres The Big Pink, así le dicen los críticos anglozanjones. A Modern Masterpiece. ¿Que de qué se trata? Una actualización en clave indie-rock del viejo Echo & The Bunnymen (hasta Ocean Rain) con algo del My Bloody Valentine menos líquido.

47. basement jaxx - scars

Todos quieren trabajar con los de Brixton, luego de diez años de carrera y cinco discos. Muestra de ello son los catorce cantantes invitados en Scars: Yoko Ono, Kelis, Lightspeed Champion, Santogold, José Hendrix, Sam Sparro, entre otros. Álbumes doble platino, ganadores de Grammys y de Brit Awards, hicieron remixes de Justin Timberlake y Missy Elliot (con las consecuencias en su cuentas bancarias). No se pueden quejar, gorditos...

48. robin guthrie - carousel

Carousel, el nuevo disco de Robin Guthrie, tiene la belleza y calidad de lo mejor que ha hecho junto a Elizabeth Fraser en Cocteau Twins; digamos que es mitad Victorialand mitad Heaven or Las Vegas. Pero instrumental. Es que no te queda más remedio una vez que tuviste un grupo donde cantaba Liz: Guthrie probó un par de veces (con su nueva esposa), pero nada es lo mismo sin Fraser. Por lo tanto la sabiduría que dan los años dicta: si no se puede volver con Liz, que sea sólo música. Eso es Carousel: lo que quedó de lo bello, y aún es bello.