jueves, 3 de septiembre de 2009

COMENTARIOS INÚTILES EL OASIS 03/09/2009


1. a mountain of one - intitute of joy

Este sería el segundo disco de estos muchachos que comenzaran siendo una versión moderna de Roxy Music. Van en la misma dirección aunque se podría decir que timonearon definitivamente hacia el mar del space rock parando unos días en los puertos de Pink Floyd y Fleetwood Mac, modelos 1970s. Está muy bien.

2. calvin harris - ready for the weekend

En el debut Calvin metió dos number one hit singles. En este promete meter tres (hizo cortar el pasto al ras y parece que va a regar mucho el terreno antes de que la pelota comience a rodar), siempre en la línea del synth-pop hijo de Nik Kershaw y de Neil Cutas.

3. simian mobile disco - temporary pleasure

Cuando se llamaban Simian no sabían bien lo que querían (si ser Pink Floyd vía Orange Can o si encarnar un Stereolab de centro-derecha.) Luego, ante sendos fracasos comerciales, probaron suerte haciéndose pisteros. Y la pegaron. Hoy sacan el segundo álbum en la nueva vena y un seleccionado de productores y músicos (todos estrellas del indie) les dan una manito. Dance-pop tunes con muchos cantantes invitados: Gruff Rhys (Super Furry Animals, los galeses de quienes Zuker y Mollo son re-fanáticos) también canta en este disco. No se priva de nada el loco...

4. sun araw - heavy deeds

Estos muchachos se endrogan para hacer música con la cual endrogarse más. Desde su nombre homenajean a Sun Ra y lo llevan, en lo musical, hacia el costado más instransigentemente stoner de Spacemen 3. La música se escucha como a lo lejos porque está tocada por enanitos que habitan micro-cuidades construidas en los vericuetos de los circuitos de tu equipo de música. Entonces subís el volumen pero siguen siendo enanitos en su mundo, y acercás la oreja al amplificador, la apoyás sobre el respiradero del mismo poniendo el volumen a diez, y seguís creyendo escuchar el murmullo de esa ciudad distante. ¿Los enanos de jardín traen mala suerte? Puede ser, pero mejor le paso una franela al equipo que tiene más polvo que Santiago del Estero.

5. yacht - see mystery lights

Cuarto disco del dúo que forman Jona y Claire, una versión electro cancionera de Talking Heads, entre The Beta Band, M.I.A. y Yeasayer. Son muy interesantes, sobre todo en See Mystery Lights, muestrario de canciones de corte moderno y arreglos de cierta originalidad.



6. jay reatard - watch me fall

Jay Reatard es un songwriter prolífico de Memphis que se pasó diez años editando sus autogestionados discos lo-fi en la vieja vena de Robert Pollard. Lo contrató Matador para quien publicó varios simples de siete pulgadas; ahora saca el álbum Watch Me Fall donde despliega su amplio abanico de posibilidades melódicas dentro del mundo del pop de sana urgencia. Entre The Replacements y algún Guided By Voices.

7. neon indian - psychic chasms

Gayford Buttram se hace llamar Neon Indian y, desde su casa en Missouri, nos entrega su álbum debú Psychic Chasms. Es un MGMT enrolado en la práctica Do It Yourself, lo que equivale a decir que hay muchas más maquinitas precarias y una mayor pretensión de convertirse en los Air del casio-tone, casio-tone-carrizo. La vida y el canto.

8. soulsavers - broken

Excepcional álbum del dúo Soulsavers, continuación mejoradísima de It´s Not How Far You Fall, It´s The Way You Land. Maestros de la electro-canción de alma gospel, se rodean en este caso de talentosísimos amigos, léase Mark Lanegan, Mike Patton, Jason Pierce (Spacemen 3, Spiritualized) y Gibby Haines (Butthole Surfers). Precioso.



9. the soundtrack of our lives - communion

Estos suecos retro-rockers de naturaleza excesiva, al punto de ser su cantante una réplica de Demis Roussos (dicen que morfa perros que da calambre) y, además, de sacar en el año 2009 un álbum doble, retornan para la alegría de todos los que los extrañábamos. Rock épico que por momentos parece de la pluma de Pete Townshend y por otros de la del Page/Plant de Led Zeppelin III; deja además lugar (como para no hacerlo contanto con nada menos que 24 canciones!) para los melancólicos remansos ala Nick Drake o para baladas más cheesy. Suceso para los suecos, ya.



10. eric copeland - alien in a garbage can

Eric Copeland es la mitad de Black Dice, la banda de Brooklyn que graba para DFA. Su segundo disco solista Alien In A Garbage Can es un experimento casero de copy and paste que muy fácilmente un crítico moderno calificaría de neo-neo-neo-psicodelia sin haber escuchado nunca a The Butthole Surfers, ni siquiera a The Residents. En algún momento había pibes que, por tener este tipo de discos en su discoteca, se consideraban pertenecientes a vaya a saber qué círculo de privilegio. Hoy sucede la misma cosa, porque la estupidez es atemporal. Qué disco de mierda.

11. asher roth - asleep in the bread aisle

Asher es de los suburbios de Philadephia, le da mucho al queso local con tostadas y se hace el Eminem. La tapa del disco es ilustrativa de su título y está dormido en la góndola de los panes lactales. Casi tan loco e inventivo como Dante Spinetta.

12. david guetta - one love

David Guetta es exitoso en los rankings europeos gracias a sus hits veraniegos de electro-house. Es grasa, muy grasa; es horrible, muy horrible. Pero no hilemos tan fino: ¿qué diferencia hay entre David Guetta y The Gossip? No, no hablo en términos estilísticos. Digamos: existen Lennon, Shakespeare, Caravaggio, Sinatra, Carlitos Balá y tantos otros. Entonces, decía: ¿qué diferencia hay entre David Guetta y The Gossip? Los bizcochitos de grasa Jorgito que abrí recién resultaron pertenecer a esas tandas que vienen más cociditos, como quemaditos. Están buenísimos. La diferencia que existe entre las tandas más horneadas y las menos horneadas es muy mayor a la diferencia que hay entre Guetta y Gossip. No se puede parar con los Jorgito, no se puede. ¿Un paquete de 200 gramos se considera tenencia para consumo personal?

13. cougar - patriot

Hay gente de New York, de Chicago y de otras partes de Estados Unidos en Cougar. Tienen algo de post-rockers, hablando de Chicago. Pero la cosa es más dinámica al punto de acercarse en ciertas cosas a Battles.

14. fruit bats - the ruminant band

El cuarto disco de Fruit Bats los aleja definitivamente del tufillo indie que imbuía a los dos primeros trabajos. El pop de carácter folk y alternative country de The Ruminant Band los acerca a Ryan Adams, Joni Mitchell, The Beatles y a un Fleetwood Mac fronteado por Elliot Smith.



15. james yorkston & the big eyes family players - folk songs

James Yorkston, el escocés que desembarcara truinfal en El Oasis Original Flavor con Moving Up Country hace tantos años ya, da rienda suelta a su amor por el folk tradicional haciendo este bellísimo disco donde versiona sus favoritos de distintas épocas (traditional folk songs only) siempre bajo el hermoso color de su prisma que antecede a Bon Iver de quien tanto y tan bien se ha hablado durante el último tiempo. Este disco hace bien.



16. kevin devine - brother´s blood

Kevin es de Brooklyn y a los treinta segundos de arrancado Brothers Blood queda muy en claro que su pariente más cercano y directo es Elliott Smith. La gran diferencia es que Smith fue capturado rápidamente por un major label que fue exigiéndole grandes dosis de producción que no tenían mucho que ver con su propia y bucólica naturaleza. En el caso de Devine eso por ahora no sucede así que se parece mucho al mejor Elliott previo a Figure 8. Lo hace muy bien.



17. mariachi el bronx - el bronx

En Los Angeles puede suceder esto con la mayor naturalidad y el mejor de los éxitos: tomar el pop anglo-sajón de songwriters como Ron Sexsmith o Sufjan Stevens y vestirlo de Mariachis haciendo una fusión homenaje que nada tiene de ironía ni con la comedia. Como un Calexico donde los arrelgos hispanos se tornan abiertamente mexicanos, bien de mariachis.

18. mew - no more stories

Mew, otra banda escandinava interesantísima. Son de Dinamarca, lugar que me gustaría visitar pronto a pesar del mal olor que dicen algunos hay allí. Hacen una especie de Dream Pop tremendamente original y de arreglos con alma prog (Aníbal Ibarra: el freno a los impuestazos). No More Stories fue grabado en Brooklyn con Rich Costey (productor de Glasvegas y Muse) y es la banda de art-pop cancionero más prestigiosa de toda Europa, Inglaterra incluida a pesar de ser estar en una bella isla.



19. pissed jeans - king of jeans

Qué feo nombre para ponerle a un grupo, "Jeans Meados." Claro, cuando arranca la música de King of Jeans te lo explicás todo: son re-punks y tienen la inventiva de gente como el Mosca de Valentín Alsina. En realidad gozan de la fortuna de haber nacido en otra realidad: la de Pennsylvania, que también tiene sus asuntillos (de lo contrario esta gente no estaría tan enojada, supongo).
El punk que practican es de carácter intrincado, bluesero y de drogas pesadas, como The Birthday Party, The Jesus Lizard y Penthouse. En vivo parece que son tan salvajes como fabulósicos. Pero tocan un poco lejos.

20. miike snow - miike snow

Miike Snow es un trío conformado por Andrew Wyatt y dos suecos que produjeron, entre otras cosas, a Britney Spears y Kylie Minogue: Chris Karlsson y Po(n)tus Winnberg. Esto asegura un disco de producción soberbia y arreglos al tono. Wyatt garantiza las canciones (como Aníbal Fernández la pasión) que tienen el tonito de MGMT, Pop Levi, Postal Service, Vampire Weekend y hasta Animal Collective.



21. my toys like me - where we are

Frances Noon es la voz siniestramente infantil detrás de My Toys Like Me, una banda de electro-pop con un borde scary (traducción: que te da cui-cui) y una inquietud musical y rítmica digna de Laika y otras versiones modernas y edulcoradas del viejo y querido Can. Letras oscuras y de luminosa densidad, modernidad musical de cuando Bjork aún no se creía un genio (enana engreída, demasiado "artista" para mi gusto) y aún sus canciones tenían alguna forma: como un Goldfrapp meets Portishead.

22. eddy current suppression ring - primary colours

Segundo álbum del cuarteto australiano que se abrió camino a fuerza de canciones de corte garage y espíritu rocker, como unos Stooges mitad The Feelies mitad sus coterráneos The Saints. Como una grande en El Imperio: mitad anchoas mitad muzzarella. Y dos de fainá. No, no! No la calentés!

23. street sweeper social club - street sweeper social club

Boots Riley y Tom Morello son Street Sweeper Social Club. El resultado es un rap-rock californiano, como Red Hot Chili Peppers emulando a Rage Against The Machine. Son re-combativos y luchan, al igual que Chávez, por la libertad de las masas secas oprimidas: basta de esa cobertura trucha de respostería (blanca o negra, acá no discriminamos) sobre las pepas de confitería o de los alfajorcitos con dulce de leche acartonado. Qué suerte que existe esta gente que se viste de verde batalla o de rojo furia: mientras nosotros dormimos ellos se desviven por nuestros intereses.

24. moon fog prophet - taunting tin bells

Moon Fog Prophet, con ese nombre no podés hacer otra cosa que rock progresivo y tener, al menos, cuatro discos editados. Mejor aún: seguramente tenés un quinto que se titula Taunting Tin Bells. Son de Finlandia, un país que se adivina maravilloso por su solo nombre: Finlandia. Si lo ubicás en el mapa todavía más: desde aquí se siente que toda su frondosa mitología se hace fácilmente comprobable con sólo caminar tres pasos saliendo de tu casa; de tu casa en Finlandia.
A Meaningless Discussion in the House of Red Love es un título de canción fantástico, sus siete minutos se hacen poca cosa mientras se disfruta todo el enigma que boceta una voz no demasiado lejana a la de Diamanda Galás en cuanto a su timbre. Moon Fog Prophet es una especie de rock sinfónico progresivo con aires góticos cuyos pasajes melódicos nos dejan en orillas tan dispares como las de Van Der Graaf Generator y las de Cardiacs. Me encantó.



25. the xx - the xx

Cuarteto de Londres que edita uno de los debuts más sorprendentes del año. Con una formación clásica donde no faltan ni la guitarra, ni los teclados, ni el bajo o la batería, se las rebuscan para hacer una mezcla única de pop, trip-hop y R&B; es un disco bien construido y totalmente innovativo en su familiaridad. Tiene algo de Mazzy Star, de Sleater Kinney, de PJ Harvey de To Bring You My Love; poseen algo muy bueno como para debutar de esta manera.

26. milow - milow

Milow es el alias del songwriter belga Jonathan Vandenbroeck. Desde 2006 que viene sacando un disco por año y este homónimo, su cuarto, lo encuentra en la vena de Sondre Lerche, Tim Finn y Maximilian Hecker. Singer-songwriters mainstream pop.

27. modest mouse - no one´s first and you´re next

No One´s First And You´re Next es un disco que compila outtakes y lados b de los últimos dos discos de Modest Mouse y es una muestra más de la versatilidad de estos indie-poppers de Seattle.

28. noah and the whale - the first days of spring

Lo nuevo de Noah and the Whale los encuentra saludables como un Lou Reed o un Leonard Cohen fronteando a Arcade Fire o tal vez a Lloyd Cole and the Commotions. El disco tiene un recorrido fantástico, una cohesión tanto en el mood como en lo lírico además de una profundidad y belleza poco comunes. Dieron el salto de calidad.



29. nodzzz - nodzzz

Cheee... El nuevo de Cerati sale en vinilo. Vinilo doble... Qué loco este chabón, siempre con esas ideas copadas, siempre tan ajéd of jis taim... Y es vinilo de 180 gramos parece, así que debe pesar un toco, casi como un paquete de medio kilo de mortadella Palladini; el arte de tapa debe ser impresionante. Me acordé de Gus porque estos pibes de Nodzzz, además de ser re-grosos, están en la tapa detrás de una persiana americana. "Es... Una comedia agradable, el instante previo-ó..." Qué copada la vida que te da arte loco, arte con compromiso en lo estético: "Un misil en mi placard, un modelo para armar, pero nunca para desarmar"; aparte qué época aquella, qué contexto: "Hay un ruso y un yanqui dentro de mi habitación, que se jegan mis zapatos y mi foto de graduació-ón, en un achari..." Qué gratificante, loco. Estos Nodzzz son de la camada de Vivian Girls y el retro-hiper-lo-fi que hacen tiene más que ver con el pop inocentón y medio hippón del comienzo de Creation Records: The Loft y The Weather Prophets. Pero todo mal. Yo les presto los discos de Peter Astor, que era copado. Nodzzz es basura pura.
Ah, EYE: este fin de semana Gustavo es reporteado por el Bebe en La Viola loco. Qué lindo finde para qudarse en casita viendo la tele, ¿no?

30. the cave singers - welcome joy

Indie rockers de Seattle, básicamente alternative country de carácter contemplativo más que festivo, que con su segundo álbum, Welcome Joy, toman donde habían dejado en el debut (qué tipos ordenados), Invitation Songs. En esta lista da la casualidad que mencioné varias veces a los increíbles Fleetwood Mac como referencia, y no estaba planeado. La voz de Pete Quirk suena a una cruza, justamente, de las de Lindsey Buckingham y Stevie Nicks. Como si The Waterboys hubiese grabado un Fisherman´s Blues en clave eminentemente de Americana. Un festival pa´l ojo...

31. the twang - jewellery quarter

Segundo disco del quinteto británico de indie-pop (de Birmingham, para más precisiones, tierra Duraní). Hay algo del Manchester de Inspiral Carpets y The Farm en el entramado rítmico-melódico de Jewellery Quarter, hay pop sin tapujos como el de The Lighting Seeds (que hicieron en los noventa lo que Klaxons hizo hace un poquito), hay cositas de Happy Mondays y Kasabian.

32. hoobastank - for(n)ever

Trío de típico rock alternativo norteamericano con guitarras y climas épicos, My Chemical Romance con pretensiones de Velvet Revolver. Siempre con el grito y la histeria bien arriba.

33. making april - the egg hunt

Más alternative rock americano, esta vez para el lado del emo pop, como Keane hecho por adolescentes aburridos de usar el eyeliner en Albany, NY.

34. uh huh her - common reaction

Dúo femenino, Camila y Leisha, cuyo nombre es el mismo que el título del disco más flojo de P.J. Harvey. La música en Common Reaction tiene que ver con el synth-pop rockerito, como lo de Siouxsie en The Rapture pero con un tinte indie. Remanido el recurso de un dúo de chicas bastante lindas cantando letras con importantes dosis de humectante contenido sexual, cosa que se evidencia más cuando las mismas no son demasiado buenas. Debieron haber esuchado mejor a Liz Phair.

35. the dodos - time to die

Difícil la tarea de The Dodos, la de sacar un segundo álbum luego de lo bueno que fue el debut, Visiter. Alguno me dirá que técnicamente Time To Die es el tercer disco, si se considera a Beware of the Manics. Poco importa eso. El asunto es que el pop de síncopa rítmica y riqueza melódica está presente como nunca, así como el carácter pastoral y el espíritu acústico entrecruzado con una modesta electricidad rocker: podés colocarlos en el mismo estante que a los discos de Vampire Weekend, Vetiver, Iron and Wine, Animal Collective y Olivia Tremor Control.

36. richard swift - atlantic ocean

Cuarto y mejor disco del Sr. Swift. A su consabido carácter cancionero en la línea tradicional del songwriter de América del Norte (qué importa si canadienses o norteamericanos, hay un punto donde ambas nacionalidades resultan exactamente lo mismo), Richard le agrega ritmos más upbeat (por momentos hasta bailables), un tufillo a motown, unas pinceladas de R&B y muchísimo más pop en la vena Americana. Wilco, My Morning Jacket, Ron Sexsmith y Ryan Adams, toda gente que resuena en Atlantic Ocean.

37. brendan benson - my old, familiar friend

The Raconteurs nos sacó a Brendan Benson de la actividad solista que le venía fluyendo tan bien; Aunque a él le debe haber reportado un poco más de trabajo y de dinero que sus propios discos en solitario. Mientras su colaboración con Jack White está parada quién sabe si en forma definitiva o momentánea, el cuarto disco de Benson se nos cuela bajo el nombre My Old, Familiar Friend. Y es un título que nos sienta bien: volvió un viejo amigo, uno cuyas canciones se familiarizaban con nuestro oído con gran facilidad. Hoy pasa lo mismo y los hits se suceden sin mayores esfuerzos ni solución de continuidad. Pop prominente y de peso, Brendan Benson es un clásico inmediato que deja a los New Pornographers así de chiquititos.



38. the cribs - ignore the ignorant

El segundo se los produjo nada menos que Edwyn Collins, el mastermind detrás de Orange Juice. El tercero Alex Kapranos, a quien parece el éxito no le esquivará hasta el día de su muerte. Ahora The Cribs, banda pop de carácter con las guitarras como único faro, se sale con otro colaborador de lujo: Johnny Marr. El resultado es un irreprochable disco de guitarras fuertes y melodías sólidas donde la vieja épica de gurpos como Strangelove o Marion (su primer disco también involucró al ex The Smiths) no está ausente; y para colmo de bienes, para hacer el mejor disco de guitarras con el que hayan soñado, lo convocaron a Marr.



39. mos def - the ecstatic

Nuevo disco tras tres años de silencio del rapper Mos Def. The Ecstatic tiene un tufillo a globalización y, en la apertura, cuenta con un sampler de la poderosa voz de Malcolm X. Black power.

40. belladonna - hey weirdo!

¿Alguien recuerda la etiqueta Riot Grrrrls allá antes de Oasis, como apéndice del grunge? Hole, Babes in Toyland, L7... Hoy en día Juliette and the Licks es una reencarnación de aquello. Y Belladonna lo mismo, con un disco de título típicamente Riot Grrrrl: Hey Weirdo! Rifferama para chicas.