lunes, 8 de junio de 2009

COMENTARIOS INÚTILES EL OASIS 08/06/2009


1. eels - el hombre lobo

Séptimo disco de Mark "E" Everett como Eels; su imagen de tapa lo muestra con una barba digna de la gran banda de Texas ZZ Top. El indie rock y los remansos pop de antaño están presentes en El Hombre Lobo, un disco respetuoso del propio ADN.

2. courtney love - nobody´s daughter

Mirá vos... entre las pequeñas desgracias que azotaron a Courtney últimamente (además de ser víctima de un fraude que la dejó con 400 millones de dólares menos del legado de su alguna vez marido Kurt Cobain a la hija de ambos Francis Bean) se encuentra una demanda que le inició una diseñadora (de nombre Dawn y apellido impronunciable) porque Love "se fue de boca" en su blog y a esta chica dicen que le molestó. Parece entonces que el mundo está lleno de boludos (bueno, ya lo sabíamos, lo que pasa es que nos distraemos todo el tiempo).
Nobody´s Daughter es el disco que iniciara CL a componer y registrar en 2005 mientras estaba internada en uno de los innumerables e inútiles intentos de rehabilitación. Es tan turra como simpática (pero qué suerte que no nos conozca...)

3. fun machine - sonnenhuhn

El disco debut de estos mocosos de New Jersey viene a demostrar que el revival del prog-rock (que no significa rock progresista sino rock progresivo, de lo contrario ya sería el colmo) existe a ambos lados del atlántico. Drone rock de guitarras y viejos teclados, largos pasajes instrumentales y épica vocal.

4. kasabian - the west ryder pauper lunatic asylum

El tercer disco de Kasabian da resumen a sus dos primeros y, seguramente, cierra un capítulo muy exitoso. La neo-psicodelia Kula Shaker versión 2.0 además del neo Primal Scream/Oasis llegan aquí a su punto culminante conformando a cada uno de sus fans con un sonido y línea melódica más que muy reconocibles. Despliegan un poco más de artilugios que en los dos primeros álbumes.

5. the joy formidable - a balloon called moaning

Álbum debut del trío galés The Joy Formidable. Rápidamente podés identificar su sonido con el de la vieja escena del valle del Támesis (Shoegaze). Ultra Vivid Scene, Lush o un My Bloody Valentine liderado por Kim Deal y Tanya Donnelly.



6. meat puppets - swen together

Los hermanos Kirkwood ya rondan los cincuenta y se despachan con su enésimo álbum, uno de los más inspirados de su extensa carrera. Casi siempre estuvieron relegados a la ignorancia del siempre tirano mercado y, salvo el gesto de Kurt Cobain al llevarlos con él al memorable MTV Unplugged de Nirvana, nunca amenazaron siquiera con un simple éxito. Pero la verdad es que son notables songwriters y Swen Together es prueba irrefutable de ello.

7. tortoise - beacons of ancestorship

Sexto disco del quinteto de Chicago que hace cinco años no editaba nada. Al ya conocido post-rock con pinceladas de jazz se agregan elementos de elctrónica y de dub que hacen al bricolage experimental del ideólogo John McEntire bastante más llevadero.

8. lonely, dear - dear john

Emil Svanangen es, como su nombre lo indica, sueco. Y qué más remedio portando tantas enes, una ge y una ve corta. Dear John es, en sentido estricto, su quinto álbum y el que sin duda oficia de bisagra artística. Digamos que es su The Head on the Door o su The Unforgettable Fire. Dudo que alcance el éxito comercial de The Cure o U2 pero sin dudas su construcción pop ha abandonado hasta el último de los tics "indies" y el sonido es cristalino con eme de mainstream. Es como un Brian Wilson pero de la tierra de A-ha. Recomendado.



9. sun o))) - monoliths & dimensions

Punto culminante del sonido de los padrinos del Drone: en Monoliths & Dimensions Sunn o))) agrega a su angular rumiar de distorsión metaloide arreglos corales y orquestaciones del más allá. Obra sublime que resume a la Música Clásica Contemporánea y la Misa Satánica. O lo que el Rock & Roll debería ser. Con colaboraciones estelares de Dylan Carlson (Earth) y del inigualable australiano Oren Ambarchi.

10. the hours - see the light

Vaya giro que da The Hours en su segundo disco. Más Doves o Snow Patrol que Klaxons, See The Light representa su Urban Hymns o The Last Broadcast. Como un Doves de Catch The Sun que pide desesperadamente ser revisado.



11. thee oh sees - help

John Dwyer y su aventura solista denominada Thee Oh Sees es garage rock psicodélico de pura cepa y encierra en su sonido una cruza salvaje entre San Francisco y Detroit. Una cruza de MC5 con ? (Question Mark) and The Mysterians, pasados por los influyentes Sonic Youth y sus hijos predilectos Pavement.

12. john fox & robin guthrie - mirrorball

¿Que qué hacen el cantante original de Ultravox! y el mastermind de Cocteau Twins? Estas canciones etéreas como salidas de Victorialand pero con una voz y línea melódica masculina con aires a claustro religioso. Disco que te pone en suspensión.

13. placebo - battle for the sun

Quinto álbum luego de un silencio bastante largo y con más de su sonido clásico: teenage angst de labios pintados y eyeliner, Muse, David Bowie, Suede en efedrina, Smashing Pumpkins glam.

14. wavves - wavvves

Nathan Williams, californiano y amante del sonido más descuidado y sórdido de toda su península. Se pasó de lo-fi: su no-fi no da muestras de interés en una carrera más allá de la efímera que propone un mercado excedido y de falsos excesos que lo reducen todo a la igualdad en la nada. Psychocandy más el primer The Fall, sí, el de Dragnet o el de Grotesque, como a vos más te guste. Pasado por Ramones y Dick Dale. Me cae bien: si me regalan una green card y una casa en Los Angeles me hago amigo.



15. alec empire - shivers

¿Alguien se acuerda de Atari Teenage Riot o la versión teutónica, apocalíptica y tardía de Sigue Sigue Sputnik? Bueno, el Berlinés retoma con más de su punk digital y su rockito de extrema izquierda. Un Manu Chao con abuelos afiliados al partido nacionalsocialista.

16. cass mccombs - catacombs

Cass, otro californiano, songwriter dúctil y prolífico, que por suerte no nos da respiro: lejos de la Americana sombría de un Will Oldham o del empavonado melancólico de un Bon Iver, el fuerte de McCombs es el pop cuyas influencias pueden pasar tanto por The Zombies como por Love, Lou Reed, ELO, Elliott o McCartney. Un disco lleno de más que agradables canciones que se despliegan sin mayores pretensiones y con aciertos mayúsculos.



17. cursive - mama, i´m swollen

Algunos dicen que es el sexto (yo digo el séptimo) disco de la banda de Tim Kasher, Cursive. El oriundo de Nebraska, rockero americano de los mismos orígines indie de Grandaddy retoma sus momentos más inspirados y hace que "Mama, I´m Swollen" tenga puntos en común con su disco más exitoso hasta el momento, The Ugly Organ (2003). Igual no alcanza (me quedo con Bright Eyes)

18. datarock - red

Nuevo disco del dúo noruego especialista en su synth-space-disco-rock-pop retrofuturista, Daft Punk más Basement Jaxx más todo el pop pistero post Soulwax que le quieras sumar.

19. jason isbell & the 400 unit - self titled

Sweet Home Alabama, de ahí mismo es Jason Isbel, un tercio de la máquina compositiva de Drive-by Truckers. En 2007 sacó su solista debut y ahora retorna con su nueva banda (digamos: ahora incluye su nombre en el disco), The 400 Unit, haciendo rock sureño del más puro estilo. The Real Thing, hijo dilecto de Lynyrd Skynyrd (o como un Give Out But Don´t Give Up de verdad, con todo lo que ello implica a nuestros oídos mal acostumbrados). Tiene mucho que ver con Gold de Ryan Adams también, aunque mucho menos cool y EltonJohnesco. Bien por Jasón.

20. kleerup - kleerup

Andreas Kleerup es sueco y productor del hit electro-veraniego With Every Heartbeat, de su amiga Swede Robyn. Así es que este Soderling de las pistas se internó en el bosque profundo de su nórdica patria en medio de su rehab del abuso de estupefacientes varios y sacó este disco que es menos oscuro y crepuscular que sus contemporáneos pisteros, más upbeat y chingui-chingui... Voces invitadas, entre ellas las de Lykke Li ("uuuuuhhh bolúuuuu, yo soooy reeee-fanático de esa minaaa y de los chaaaarlataaaans... cómo se llama el cantanteee... esteeeee... soy refaaaaaán... te juro que nunca me lo voy a olvidaaaaaar, ahora no me acuerdo de cómo se llama pero nunca me voy a olvidar...") y de la mismísima Robyn. Electro-pop super-cool.

21. kissogram - rubber and meat

No nos retiramos del universo electrónica porque este dúo de Berlín milita en el clúc del synth-pop. A Sebastian Dassé y Jonas Poppe, además de gustarles las bolas de fraile de su tierra natal (los asquerosos derraman una montañita de azúcar arriba del papel envoltorio de las berlinesas una vez que el mismo está desplegado tras haber abierto el paquete y mojan la bolenga antes de cada mordisco mientras las madres teutónicas los retan: "deanlén, deanlén nomás... que les van a salir parásiten de comer tanta azúcar..."), se consagran en el mercado del pop electrónico europeo a fuerza de synth-hits en el más puro estilo del primer Daft Punk y Basement Jaxx, con más guitarras (Franz Ferdinand).

22. simple minds - graffiti soul

Jim Kerr agarró a Patsy Kensit mucho antes que Liam pero hay que felicitarlos a los dos: Patsy es tremenda mina en cada una de sus etapas, como una Kate Moss un tanto más saludable.
Simple Minds fue una de las grandes bandas pop que nos ha dado escocia, más allá de sus erráticos pasos post éxito arrasador a ambos lados del Atlántico (Don´t You Forget About Me). Graffiti Soul los encuentra joviales e inspirados, como dando una lección a la legión de pendejos que por estos días reflotan cada rincón de los ochenta desde su inexperta épica pop.

23. tommy sparks - tommy sparks

Como Calvin Harris, Tommy Sparks toca todo en su disco y hace canciones pop sintéticas que abarcan el completo abanico de los años ochenta y sus canciones de pista de baile. Much Too Much (apertura del disco) y She´s Got Me Dancing son los principales hits que sostienen a este debut, abanderado del ya numerosísimo grupo de bandas que profesan su fe en el synth-pop.

24. sad day for puppets - unknown colours

Estos suecos (la mierda que hay grupos de rock en Suecia) son una combinación interesante del baggy-indie-pop de los very early 90´s de la provincia inglesa (Heavenly, The Field Mice, etc.) y Mazzy Star o un Dinosaur Jr. meets Belly. Sucesores de The Wannadies, Unkown Colours es un pop luminoso lleno de canciones con la estructura de InBetween Days.

25. the lemonheads - varshons

Evan Dando zapó con Charly García loco... Eeeeh... Aguante Dando loco, aguante Garcíaaaaa... Y fue novio de Courtney Love, y tuvo su cuartito de hora (servido en un Pingüinito y acompañado de una fáina afugazzada sobre una porción de Anchoas) con It´s a Shame About Ray y el cover de Misis Robinsón. Ahora vuelve más Country y Americana que nunca, sobre su bizcochuelo pop de costumbre. Está bastante inspiradito si te sigue interesando escucharlo. "No I just can´t take it anymore", canta en la apertura de Varshons, no está mal. Ni lo pienso contradecir.

26. the ghost of a thousand - this is where the fight begins

Uuhhhh... Cómo gritan estos muchachos de Brighton por el amor de-déus... Yo estoy un poco viejo ya para esta especie de At The Drive-In meets And You Will Know Us By The Trail of Death... Si hasta la tele cuando está a un volumen demasiado perceptible me molesta... Si a vos te gusta el rock y te quedan energías, con este disco vas a poder hacer pogo solo, loco. Me voy a preparar un tecito...

27. malcolm middleton - waxing gibbous

Malcolm es escocés y transita su vida entre la canción gentilmente folky y los brillantes himnos pop. Mitad King Creosote mitad Orange Juice, Waxing Gibbous deja una buena imagen que no escatima en pinceladas sutiles que alcanzan aún al fantasma de Leonard Cohen (el tío poeta de Jaimito).



28. mstrkrft - fist of god

Chicago house hecho canción, synth-electro-pop bien pistero (patonas, amortiguadores bien bajos, vidrios polarizados) y funk-disco-pop configuran el segundo álbum de este grupo de Toronto con nombre impronunciable: Mstrkrft. Daft Punk y Justice se dicen mucho más fácil aunque suenan muy parecidos.

29. nite jewel - good evening

¿Puede el género dance -en el sentido amplio del término- trasladarse a la habitación a por la estética DIY/lo-fi? Ante la aparente contradicción encerrada en el interrogante la respuesta la da Nite Jewel, una morocha bastante linda que se apellida Gonzáles, como el Kily, como el camarillero Adrián. G. reside en Los Angeles y se llama Ramona, pero no pienso hacer ningún chiste sobre sus comienzos de ilegal empleada doméstica. Loops de caja de ritmo, bajo sintetizado, algunas frases de viejo teclado, su sentido melódico amarrado a una voz que suena ensoñada y como a lo lejos, Good Evening constituye un interesante debut que se me hace la respuesta femenina y despojada del recordado y recordable The Headphone Masterpiece de Cody Chesnutt.



30. we are wolves - total magique

El disco arranca con una obvia referencia a la obra maestra del dúo Suicide, su homónimo disco debut. Cuando la voz arranca notamos que el punk se les filtra en la línea melódica y la opresión y claustrofobia del inolvidable disco antes mencionado brillan por su ausencia. Es que estos afrancesados canadienses de Montreal están en la línea del proto-synth-punk-pop (bím-bám-búm, plímba!) de Crystal Castles, como unos Cramps pasados por Suicide pero después de los White Stripes.

31. patrick wolf - the bachelor

Patrick es pretencioso y se enoja con frecuencia: amaga con exiliarse ya que considera que ni la prensa ni el público británicos llegan a comprenderlo, pero no se va nunca. Y sigue intentándolo. The Bachelor es su cuarto esfuerzo y el que logra mejores resultados. Y el que lo define como un artísta único y fuera de caja. Su amor por lo Celta se trasluce indudable en cada una de sus canciones pero está procesado por una máquina pop bien upbeat y semi-sintética: sus cuerdas patricias se aceleran ante la idea épica que lo domina sin pausa, el glam le corre a 220 y la putez y la androginia exúdanle de cada uno de sus poros, una curza entre Strangelove y My Life Story, un tipo para prestarle atención, de una vez por todas.



32. danger mouse & sparklehorse - dark night of the soul

Danger Mouse y Sparklehorse grabaron estas trece canciones acompañados de varios amigos (suyos) célebres, a saber: Iggy Pop, Gruff Rhys (Super Furry Animals), Frank Black, Julian Casablancas (el bobo de The Strokes), Wayne Coyne (el cantante de The Flaming Lips cuya voz parece la del doblaje de Curly) más el pibe de Grandaddy. La música se parece mucho a la de It´s a Wonderful Life (el mejor disco de Sparklehorse) más algunas baladas lennoneanas y lennonescas. Pero Mark Linkous y Brian "ratón del peligro" Burton no se limitaron a eso: el disco viene acompañado por un libro de fotografías tomadas nada menos que por David Lynch. Cabe agregar que cada uno de los cantantes invitados imprime algo de su sello característico al estilo de cada canción. Está bueno.

33. bjork - voltaic

Secuela doble del álbum más exitoso de la enana de Islandia, Volta. Voltaic se compone de un disco en vivo grabado en los Olympic Studios (sin sonido de público) con una banda de mega-estrellas (entre sesionistas, productores y colegas invitados), disco que no sólo tiene material del último disco; y el set se completa con un CD de remixes de los originales de Volta a cargo de gente como Ratatat, Simian Mobile Disco, Matthew Herbert y Black Pus, entre otros.

34. speech debelle - speech therapy

Speech vive en Londres aunque grabó gran parte de Speech Therapy en Australia. Se podría orientar hacia la clave de su música diciendo que hace un Acoustic Funk, agregando que es una especie de The Streets pero negra de verdad y con una voz excepcional. Free form jazz, funk, hip-hop, trip-hop y pop en un cóctel interesante.

35. chicks on speed - cutting the edge

El trío neoyorquino-australiano-alemán perdió una integrante pero no las mañas. Su electro pop neo industrial se regenera a sí mismo aquí en Cutting The Edge, como con nuevos bríos luego del éxito de gente brasilera como CSS pero haciendo hincapié en el synth pop del New Order de la segunda mitad de los ochenta.

36. crocodiles - summer of hate

Dúo de San Diego que practica un pop sincopado de máquinas de ritmo y melodías entre los Beach Boys pasados por The Jesus & Mary Chain de Automatic y Honey´s Dead. Bajos sintetizados y aromas a The Velvet Underground vía Spacemen 3.

37. mika miko - we be xuxa

Otro dúo chica-chico pero en este caso de Downtown Los Angeles. Hacen punk como si fuese 1977, con un sonido descuidado y una intuición melódica en el estilo de X-Ray Spex y Ramones. Tienen canciones de títulos tales como Turkey Sandwich y forman parte de una nueva escena punk de LA junto a Abe Vigoda, No Age y The Mae Shi. Yo paso.

38. lau - arc light

Ganadores por dos veces consecutivas del premio que otorga la BBC a la mejor banda folk, el trío acústico que da sus conciertos "de sentados" entrega Arc Light, un disco melancólico guiado por el acordeón y el violín celta. La versión de Dear Prudence es para destacar. En el video están tocando en The Borderline, minúsculo club en diminuto sótano detrás de Tottenham Court Road donde vi mi tercer recital en mi primera visita a Londres: Shack, Agosto de 1990. Qué tiempos aquellos, que no volverán.



39. elvis costello - secret, profane and sugarcane

No se saque la caspita, Costrello. Elvis hace un disco homenaje a sus raíces Country & Western a tal punto que se fue hasta Nashville para grabarlo. Y hay dos covers notables: uno de Johnny Cash (Hidden Shame) y otro de Bing Crosby (Changing Partners). No será como Fito pero...

40. little boots - hands

Victoria Hesketh es inglesa norteña y poseedora de buena voz y considerable dosis de belleza física. Por eso la lanzaron al mundo pop mainstream sin ningún tipo de tapujos, como si fuese una Britney con algo de Gwen Stefani y Victoria Beckham (pero con voz). Chart pop liso y llano con la ayuda de un grande, Phil Oakey, voz de The Human League.

41. yppah - they know what ghost know

Este muchacho de Texas mitad norteamericano mitad mexicano es considerado el Mike Oldfield de la generación post Chemical Brothers. Su electrónica distorsiva y rockera es pura neo-psicodelia que mezcla líneas de bajo beatlescas con aires de My Bloody Valentine, collages de DJ Shadow con las sensibilidades pop de Lemon Jelly y las pequeñas frases melódicas en un viejo sintetizador ala New Order.



42. the mummers - tale to tell

Un lounge pop muy cinematográfico que parece salido de una película de Tim Burton intentando hacer una secuela de Amelie. Eso es lo que te parece ante la larga intro del tema de apertura, Wonderland. Pero cuando la voz comienza a tejer la melodía todo te remite a un pop refinado como si The Cardigans tuvieran menos alma indie y más intenciones afracesadas, épicas y grandilocuentes. The Cardigans + Marie France igual a The Mummers.

43. god help the girl - god help the girl

Stuart Murdoch, uno de los cerebros de Belle and Sebastian, se decidió a escribir un guión y hacer una película. Pero aún lejos de estar ese trabajo terminado ya tiene el soundtrack. Y lo edita. La película, que supestamente será una especie de musical, tiene su adelanto en este disco que se transforma así en su nuevo proyecto musical, God Help the Girl. A las ingeniosas letras, las coloridas melodías y la tristeza elegante ya conocidas por Belle & Sebastian se agrega una sensibilidad de viejos musicales de Hollywood y un aroma a Neil Hannon (quien canta en este disco junto a Catherine Ireton -Go Away Birds-). Me gusta más que su banda pop de origen.



44. the mars volta - octahedron

La tendencia a lo progresivo e intrincado de la música de los rockeros Mars Volta deja verse hasta en el título de sus discos: Octahedron, Amputecture, The Bedlam in Goliath. Aún así, Omar Rodríguez López (primo del hijo que el Negro García López tuviera con el Negro González Oro) anuncia que Octahedron es el "disco acúsitco" de la banda. Y es cierto. Por tanto la duración del álbum es la normal de un disco de rock and pop: menos de cincuenta minutos. La candidez melódica habitual está desnuda de estridencias eléctricas desmesuradas y las frases de guitarra con olor a Fripp adornan las bellas canciones aquí y allí. John Frusciante oficia de guitarrista invitado. Pretty lindo.

45. franz ferdinand - blood

Dan Carey, exitoso productor, vislumbró la existencia de este disco (lado dub del birllante Tonight) aún antes de editarse el último de los escoceses. Como un Echo Dek propio, Blood se sostiene por sí solo y resulta un viaje muy placentero. Franz Ferdinand está a punto de convertirse en algo más grande aún y me parece que les espera un gran éxito en los Estados Unidos, miralo vos a Alex que hace diez años estaba en la lona grabando para discos de gente desorientada en el culo del mundo. Se viene el Grammy.

46. client - command

Cuarto disco de Client en cuatro años y medio de carrera. Eso ya es un mérito por sí solo a esta altura de las circunstancias. El synth-pop de Client, medio The Human League medio bland Kraftwerk, está producido, en Command, por Joe Wilson y Youth (nada menos). La participación de Wilson los acerca naturalmente a los comienzos de Sneaker Pimps y la de Youth les remarca los rasgos de Human League o de una Siouxsie sintética (y simbólica).

47. savath & savalas - la llama

Guillermo Scott Herren y Eva Puyuelo Muns son Prefuse 73 y también son, sumando a Roberto Carlos Lange, Savath & Savallas. Una electrónica acúsitca y latina con toques de psicodelia como si fueran unos modernos Os Mutantes. Psicodelia pop de los dos mil.



48. the gay blades - ghosts

Dúo de New Jersey que en un primer momento te parecen simples (re)vividores de los riffs del punk de los setenta al servicio de un indie pop de los tiempos pero que, con sucesivas escuchas, se revelan algo más que esa primera impresión. Aunque tampoco demasiado. Paso.

49. jack peñate - everything is new

Jack se reinventa en su segundo álbum propiamente dicho llenándolo de épica pop en un clima de celebración que lo acerca a las buenas cosas de los Guillemots. Al comienzo de las sesiones de Everything Is New Norman Cook oficiaba de productor y se nota por momentos. Notable progreso.



50. dirty projectors - bitte orca

El notable grupo de Brooklyn regresa sin haberse alejado demasiado con Bitte Orca, un pastiche de psicodelia pop con toques de soul en la fantástica voz de David Longstreth (que les da un matiz tan delicado que la a veces caótica psicodelia los acerca al pop refinado y mainstream de Scritti Politti) o con rasgos de un rhythm and blues alucinatorio. Para prestarle atención (es el tipo de disco que la requiere y que de no ofrecérsela se pierde en el ridículo frenesí digital).